• --
Publicada: miércoles, 29 de agosto de 2012 13:54
Actualizada: jueves, 10 de diciembre de 2015 19:31

El ministro de Asuntos Exteriores de Nicaragua, Samuel Santos, además de apoyar el programa nuclear con fines pacíficos de Irán, ha declarado este miércoles que el desarrollo de este tipo de tecnología pacífica es un derecho de cada país del mundo. El canciller nicaragüense, quien participa en la XVI Cumbre del Movimiento No Alineado (MNA) celebrada en Teherán, capital iraní, ha destacado la importancia de la celebración de la misma en la capital persa, puesto que según Santos, en esta cumbre se reúnen las dos terceras partes de los países miembros de las Naciones Unidas para analizar los principales problemas que enfrentan para lograr su desarrollo y crear mejores condiciones de vida para sus poblaciones. “A pesar de los esfuerzos de Occidente y la arrogancia mundial para promover la baja asistencia de los países a la cumbre de Teherán, somos testigos de una masiva participación de las naciones miembros en la misma y congratulamos a las autoridades iraníes por su hospitalidad y gestión al respecto”, ha precisado. Ha añadido que el cumplimiento de las expectativas y principios del MNA, que favorezcan a los intereses de las naciones, es considerado como el objetivo de los países miembros participantes en esta cumbre. Como otros delegados de países reunidos en el foro de Teherán, el canciller nicaragüense, asimismo, ha rechazado todo tipo de injerencia en cualquier país y, en este caso, en Siria, y ha condenado los ejemplos anteriores de intervención, puesto que en el mundo actual esas acciones no tienen lógica alguna. Por último, respecto al programa nuclear de Irán, ha declarado que desarrollar la energía nuclear con fines pacíficos es un derecho inalienable para todos los países y ha expresado su apoyo al respecto. sj/ybm/rg