• --
Publicada: miércoles, 28 de agosto de 2013 6:07
Actualizada: jueves, 10 de diciembre de 2015 12:04

El presidente de Ecuador, Rafael Correa, rechazó el martes toda intervención extranjera, sobre todo militar, por parte de EE.UU. y sus aliados en Siria, y ratificó la postura y vocación pacifista del país sudamericano. “Ratificamos la vocación pacifista de Ecuador y el rechazo a cualquier injerencia, más aún militar, en el problema sirio (…) la historia en política exterior de Estados Unidos es terrible, no tienen ninguna solvencia moral para convertirse en árbitro del bien y del mal en el mundo”, sostuvo Correa en una conferencia de prensa en la ciudad de Guayaquil (suroeste). Las declaraciones del mandatario se dan debido a que Washington y sus aliados occidentales evalúan una posible acción militar contra el Gobierno de Damasco, tras acusarlo de usar armas químicas en el conflicto interno en Siria. Al respecto, Correa reiteró que hay una misión de las Naciones Unidas allí para verificar esa alegación, además recordó que EE.UU. hace años con el mismo pretexto invadió Iraq; y luego se supo que no era cierto, pero los negocios petroleros ya se habían repartido. “Recuerden todo lo que se decía de Sadam Husein, que tenía armas de destrucción masiva, armas químicas y luego invadieron, y hubo un millón de muertos iraquíes”, advirtió Correa. El martes, mediante un comunicado oficial, la Cancillería de Ecuador rechazó un posible ataque militar a Siria por parte de EE.UU y sus aliados. Sin embargo, Ecuador no es el único país latinoamericano que alerta sobre la intención de Washington en Siria. El martes, el presidente venezolano, Nicolás Maduro, hizo un llamado al mundo para rechazar la intervención militar que EE.UU. pretende realizar en Siria bajo pretexto de que el Ejército sirio ha utilizado armas químicas. Al advertir de que la entrada de los países occidentales en Siria puede dar inicio a una “guerra desastrosa”, Maduro alertó sobre objetivos de Washington en emprender guerras, cuyo fin es paliar su crisis a punta de vender armas, así como gozar y beneficiarse de la riqueza petrolera del mundo árabe. “Quieren destruir Siria (...) Alertamos al mundo desde aquí, desde la Venezuela de (Simón) Bolívar, para que el mundo se ponga de pie y rechacemos la intervención militar contra Siria, el ataque militar que ya tienen decidido (en Estados Unidos)”, sostuvo el jefe del Estado venezolano. El pasado miércoles, los terroristas sirios informaron de la muerte de varias personas en los alrededores de Damasco, capital siria, como consecuencia de un ataque con armas químicas perpetrado supuestamente por el Ejército del país árabe. Algunos países occidentales y regionales, encabezados por EE.UU. bajo este pretexto buscan lanzar una agresión militar en este país árabe. Mf/rh/ab/
Comentarios