• --
Publicada: miércoles, 9 de octubre de 2013 22:38
Actualizada: jueves, 10 de diciembre de 2015 11:45

Tras el destape del espionaje masivo de EE. UU. en Latinoamérica, incluidas las conversaciones de la presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, la Unesco abordará el próximo mes la ética y la privacidad en el ciberespacio. La Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco), tras una maratónica sesión, ha logrado este miércoles la aprobación de una declaración, impulsada por Brasil, en el Consejo Ejecutivo, que será presentada ante la próxima Asamblea General del ente internacional. La directora general de la Unesco, Irina Bokova, a pedido del Consejo Ejecutivo, debe elaborar un informe sobre la situación actual de la ética y la privacidad en el ciberespacio, para que sea debatido durante la Asamblea General. "Es un paso importante tras 18 años luchando por este tema", según la embajadora brasileña ante la Unesco, María Laura da Rocha. Asimismo, ha agregado que "se han introducido enmiendas para llegar a un consenso en el texto” inicial, impulsado por Brasil y que contaba con el respaldo de Argentina, Bolivia, Cuba, Rusia, La India, Perú y Venezuela, sindicaba en términos duros a los programas de espionaje de Estados Unidos. "En los últimos meses, la comunidad internacional ha conocido casos de violación indiscriminada a gran escala del derecho a la privacidad de ciudadanos estadounidenses y no estadounidenses por programas de vigilancia promovidos por organismos gubernamentales de Estados Unidos, en cooperación con el sector privado", detalla Brasil en su propuesta de resolución presentada a la Unesco. Las actividades de espionaje de Estados Unidos en Brasil salieron a la luz mediante documentos filtrados por el exanalista de la Agencia Nacional de Seguridad (NSA, por sus siglas en inglés) Edward Snowden y divulgados por el canal brasileño de televisión ‘O Globo’. Brasil protestó enérgicamente frente a EE. UU. y exigió "explicaciones" por escrito, pero los argumentos del Gobierno del presidente estadounidense, Barack Obama, fueron considerados "insuficientes", por lo que Rousseff postergó la visita de Estado que tenía previsto hacer a Washington el 23 de octubre. En esta jornada, Brasil ha anunciado que organizará en 2014 una conferencia internacional sobre seguridad en Internet, con el objetivo de identificar formas de limitar actividades de espionaje como las realizadas por EE. UU. nl/aa/