• --
Publicada: domingo, 29 de diciembre de 2013 10:48
Actualizada: jueves, 10 de diciembre de 2015 11:11

La reserva indígena Tenharim, a 700 km de Manaos (norte de Brasil), fue inspeccionada el sábado por la policía brasileña que busca a tres contratistas desaparecidos. La entrada a la reserva por los agentes de policía se dio tras la autorización que recibió la Policía federal del Ministerio de Justicia para inspeccionar dicho lugar, donde la última vez, hace una semana, fueron vistos allí los tres desaparecidos, un día después de un ataque contra los indígenas. La reserva Tenharim es de 470 mil hectáreas donde viven 700 personas repartidas en ocho pueblos. El viernes, en un segundo intento de reprimir a los Tenharim, lugareños de Humaita incendiaron chozas indígenas y un peaje que consideran “ilegal” construido por los indígenas de la etnia Tenharim sobre la ruta transamazónica a la altura de Manicore y Humaita (en el sur del estado de Amazonas) que atraviesa su reserva. Los lugareños acusan a miembros de la tribu Tenharim de haber secuestrado a tres contratistas locales, en represalia por el asesinato de un cacique tribal, Ivan Tenharim. Sin embargo, los Tenharim niegan haber secuestrado a los contratistas. La primera ola de violencias contra los Tenharim tuvo lugar el miércoles, cuando lugareños habían incendiado dos edificios de la Fundación Nacional del Indio (Funai, órgano estatal que tutela a los indígenas) y 13 vehículos y barcos que utilizan los indígenas para desplazarse. Incidente tras lo cual, más de 100 Tenharim de la región amazónica de Brasil buscaron refugio en una base militar. mf/kt/nal