• Las fuerzas de los Emiratos Árabes Unidos (EAU) concluyen un entrenamiento para combatir en Yemen.
Publicada: lunes, 6 de marzo de 2017 2:17

Los somalíes expresan su indignación por el hecho de que los emiratíes hayan acordado con Somalilandia instalar una base militar en suelo africano.

Tras la revelación de la noticia de que Abu Dabi planea establecer una base en la ciudad portuaria de Berbera (en el norte de Somalia), un grupo identificado como la Comunidad Diáspora de Somalilandia en Canadá escribió una carta a la misión de Emiratos Árabes Unidos (EAU), donde expresó su indignación por el “negocio ilegal y ambiguo” del país árabe para establecer una base en Somalia, informó el sábado el portal Middle East Monitor.

La carta afirma que la guerra dirigida por Arabia Saudí en Yemen es una “guerra irrazonable”, añadiendo que el establecimiento de una base por EAU, que es el aliado de Arabia Saudí, significaría que Somalilandia declara la guerra a Yemen.

No queremos verlo arrastrado en una guerra. Nuestro país es estable”, dice uno de los manifestantes en Londres para mostrar su rechazo a un posible establecimiento de la base militar emiratí en el territorio somalí.

Aparte de la carta, decenas de personas se manifestaron el jueves frente a la embajada emiratí en Londres, capital británica, para condenar un posible establecimiento de la base militar en el territorio somalí.

Los manifestantes portaron pancartas y pidieron el fin de las guerras. “No queremos verlo arrastrado en una guerra. Nuestro país es estable”, dijo uno de los manifestantes.

“Todo lo que queremos es la paz, pero nuestro Gobierno ha vendido nuestras tierras a EAU para crear una base militar con el fin de atacar a Yemen”, denunció otro manifestante.

 

Somalilandia dio en febrero pasado luz verde a los Emiratos Árabes Unidos para establecer una base militar en su territorio con el objetivo de lanzar ataques contra Yemen.

Desde marzo de 2015, cuando Riad lanzó una campaña ilegal de ataques aéreos contra el país más pobre del mundo árabe, en un intento por restaurar en el poder al fugitivo expresidente yemení Abdu Rabu Mansur Hadi, su estrecho aliado, las localidades fronterizas del sur de Arabia Saudí suelen ser blanco de los ataques del Ejército y el movimiento popular yemení Ansarolá.

alg/rha/krd/hnb

Comentarios