• Vista de los daños causados por el terremoto de 8,2 grados en la escala de Richter, Oaxaca, 8 de septiembre de 2017.
Publicada: jueves, 15 de julio de 2021 2:12

El director responsable de obra de un colegio que se derrumbó en 2017 en México fue condenado por un juez a 208 años de prisión por homicidio.

El Director Responsable de Obra (DRO) del Colegio Enrique Rébsamen, Juan Mario Velarde Gámez, fue sentenciado a 208 años de prisión por la muerte de 19 niños y siete adultos en el derrumbe del inmueble durante el seísmo que se registró el 19 de septiembre de 2017.

La construcción colapsó durante el terremoto de 7,1 grados de magnitud en la escala de Richter, que causó 369 víctimas mortales en la capital y sur del país; no obstante, la mayoría de las personas fallecieron en Ciudad de México, donde ocurrieron 228 decesos.

La imputación de los fiscales capitalinos permitió acreditar, además daño, moral, y el juez descartó sustitutivos a la condena.

 

El juez de un Tribunal de Enjuiciamiento agregó el pago de una indemnización de 377 450 pesos (unos 19 000 dólares) a cada una de las víctimas indirectas por el derrumbe.

La demanda fue promovida por familiares de 15 personas que fallecieron en el derrumbe, asesorados por la Barra Mexicana de Abogados.

La dueña del colegio, Mónica García Villegas, recibió una sentencia de 31 años de prisión por el delito de homicidio culposo, en una audiencia celebrada el 14 de octubre de 2020, por autorizar las obras, que incluían un jacuzzi.

shz/anz/mrg