• Los casos de abuso sexual en niños se multiplicaron en la pasada década en España.
Publicada: martes, 23 de febrero de 2021 19:31

Los casos de abuso sexual en niños se multiplicaron por cuatro en la pasada década en España; sus autores hicieron un uso incontrolado de Internet, según un estudio.

“La tasa de crecimiento de los casos de abuso fue de un 300,4 %, lo que indica que se han multiplicado por 4, pasando de 273 casos en 2008 a 1093 casos en 2020”, ha informado este martes la fundación de Ayuda a Niños y Adolescentes en Riesgo (ANAR), a través de la publicación de un estudio, el cual ha elaborado con el objetivo de analizar y comprender el abuso sexual en la infancia y la adolescencia en España, en la pasada década.

Al respecto, el análisis lamenta que todos los parámetros investigados han empeorado a lo largo de esa época, como el aumento del tiempo de padecimiento, la frecuencia de las agresiones, la gravedad y la urgencia.

Asimismo, indica que cerca de cuatro de cada cinco de las víctimas fueron niñas (78,3 %), la mayoría de ellas adolescentes de 13 a 18 años, y uno de cada cinco casos son varones, en su mayoría menores de 12 años (53,4 %).

Además, declara que la mayor parte de los abusos son por tocamientos inapropiados; sin embargo, una de cada diez víctimas dice haber sufrido una violación, añadiendo que la mayoría de los abusos sexuales se produjeron de forma reiterada (69 %).

En este sentido, Sonsoles Bartolomé, directora del Departamento Jurídico del Teléfono ANAR, ha hecho hincapié en que “la reacción más habitual con los más pequeños es la negación de los hechos [40,9 %] y la negligencia o falta de reacción [27,8 %]. En los pocos casos en que se denuncia [10,6 %], es más habitual el archivo judicial por falta de pruebas y la no identificación de daños por parte del profesional [el 11,3 % frente al 5 % en edades superiores]”, tal como recoge el estudio.

Conforme al análisis, en los últimos cinco años el incremento anual del número de casos se ha disparado al 20,5 %, aumentando especialmente los abusos a través de las tecnologías. Al respecto, Bartolomé ha señalado en una rueda de prensa que “las nuevas tecnologías han abierto una nueva vía para nuevas formas delictivas que antes no existían”.

En esta línea, Benjamín Ballesteros, director de programas de la aludida fundación, ha alertado de que el acceso fácil a la pornografía en línea podría estar detrás del “alarmante” aumento en la violencia sexual grupal contra menores, que corresponde a uno de cada diez casos de abuso, cuando en 2008 era solo el 2,1 % del total.

“Está íntimamente relacionada con el uso incontrolado, con falta de control parental, del acceso a Internet y sobre todo a la pornografía”, ha deplorado.

mdh/anz/tqi/rba