• El vuelo más largo sin escalas aterriza en Sídney, 19 horas de viaje
Publicada: domingo, 20 de octubre de 2019 10:23
Actualizada: domingo, 20 de octubre de 2019 11:18

El vuelo más largo sin escalas aterrizó el domingo en la ciudad australiana de Sídney, procedente de Nueva York (EE.UU.), después de más de 19 horas de viaje.

Los pasajeros subieron a bordo el viernes en la ciudad de Nueva York (este de EE.UU.) y aterrizaron este domingo, 19 horas después, en Sídney (sureste de Australia), de punta a punta del planeta, en avión y sin hacer escalas.

Las 50 personas a bordo del Boeing 787 Dreamliner, de la aerolínea australiana Qantas, eran parte de un experimento para estudiar el impacto de estos desplazamientos en el cuerpo humano. Se trata de una proeza que la aerolínea Qantas quiere convertir en un éxito comercial.

Además de medir la capacidad de los pilotos para mantenerse alerta durante casi un día entero, el otro aspecto del estudio es el famoso “jet lag”. Un trastorno que afecta a millones de usuarios en todo el mundo y que se acentúa cuando se atraviesan tres husos horarios.

Las pasajeros de este avión cruzaron quince entre Estados Unidos y Australia. A bordo del vuelo viajaron investigadores de dos universidades australianas para observar cómo duermen y se alimentan los pasajeros y controlar su nivel de melatonina, la hormona del sueño.

Una vez a bordo, los pasajeros ajustaron los relojes a la hora de Sídney y se mantuvieron despiertos hasta que se hizo de noche en el este de Australia. Se les ayudó con la iluminación, el ejercicio, la cafeína y una comida picante.

En noviembre y diciembre, se realizarán dos vuelos adicionales de prueba, como parte del esfuerzo de esta aerolínea para lanzar los vuelos comerciales más largos del mundo, conectando sin escalas las ciudades australianas de Sídney y Melbourne (sureste) con Nueva York y Londres (la capital británica). La ruta comercial se pondrá en marcha en 2022, si se comprueba que es saludable.

mhn/msf

Comentarios