• El Líder de la Revolución Islámica de Irán, el ayatolá Seyed Ali Jamenei, en un reunión con el pueblo de Qom, 8 de enero de 2020. (Foto: Khamenei.ir)
Publicada: lunes, 13 de enero de 2020 19:21

El líder iraní ordena a las organizaciones estatales y no gubernamentales que brinden más ayuda a los afectados de las inundaciones en el sur y sureste de Irán.

“La lluvia torrencial en las provincias de Sistán y Baluchistán y algunos otros lugares en el sureste del país que ha provocado inundaciones problemáticas para la gente y en algunos casos ha causado destrucción y daños, requiere que además de los servicios dignos de alabanza que se han prestado hasta ahora, los organismos estatales y las organizaciones no gubernamentales hagan más para ayudar a la gente querida de esa región y evitar más damnificaciones”, ha afirmado el Líder de la Revolución Islámica de Irán, el ayatolá Seyed Ali Jamenei, en un mensaje emitido este lunes.

En los últimos dos días, fuertes lluvias e inundaciones han bloqueado carreteras, destruido casas y desplazado a cientos de personas en las provincias surorientales de Kerman, Sistán y Baluchistán, así como Hormozgán en el sur del país persa.

Hasta ahora, ha sido confirmada la muerte de una persona y una desaparecida. Varias personas también han resultado heridas. Las inundaciones también han bloqueado los caminos rurales que unen más de 500 aldeas.

Las fuerzas iraníes en las zonas afectadas por las inundaciones en la provincia de Sistán y Baluchistán, en el sureste de Irán, 13 de enero de 2020. (Foto: Fars)

 

En unas 40 ciudades y pueblos de Sistán y Baluchistán, los socorristas rescataron a 1250 personas y proporcionaron alojamiento de emergencia a más de 300 personas.

Las inundaciones también han afectado a 300 aldeas en la provincia de Kerman, donde muchas aldeas también están cubiertas por fuertes nevadas, según el funcionario local Mayid Saidi.

“Los enlaces a las áreas rurales permanecen bloqueados debido a la larga distancia de las carreteras principales y las áreas montañosas”, ha explicado.

Una escena de las inundaciones en la provincia de Sistán y Baluchistán, en el sureste de Irán, 13 de enero de 2020. (Foto: Tasnim)

 

Desde que comenzó la lluvia el viernes, la provincia ha recibido más de 100 milímetros de lluvia, lo que, según las autoridades, es equivalente a la precipitación anual promedio en la región.

tmv/rha/ftn/mjs