• El presidente de Irán, Hasan Rohani (centro), en una reunión del Consejo de Coordinación de la Gestión de Crisis de Lorestán, 20 de abril de 2019. (Foto: IRNA)
Publicada: sábado, 20 de abril de 2019 9:04
Actualizada: domingo, 21 de abril de 2019 4:24

El presidente de Irán, Hasan Rohani, asegura que el Gobierno persa compensará los daños a los afectados por las inundaciones sin precedentes en el país.

Rohani ha realizado tal promesa este sábado en una reunión del Consejo de Coordinación de la Gestión de Crisis de Lorestán (oeste), donde con los funcionarios de esta provincia han abordado las medidas necesarias para manejar la crisis causada por la temporada de lluvias, que comenzó a mediados de marzo en las provincias septentrionales iraníes —Golestán y Mazandarán—  y anegó luego zonas urbanas y rurales en las provincias occidentales, suroccidentales y surorientales.

“Puedo prometerles que el Gobierno no olvidará y asegurarle a la gente que compensaremos (los daños) con todos los medios a nuestro alcance”, ha enfatizado Rohani para luego pedir a la propia nación iraní que ayude y coopere para zanjar la crisis actual tras las devastadoras lluvias torrenciales.

Además de indicar que resulta imprescindible estar completamente preparados ante desastres naturales como inundaciones, el presidente ha subrayado la necesidad de aprender de lecciones de las experiencias del pasado y proporcionar la información necesaria al pueblo ante tales circunstancias.

Puedo prometerles que el Gobierno no olvidará y asegurarle a la gente que compensaremos (los daños causados por las inundaciones) con todos los medios a nuestro alcance”, enfatiza el presidente de Irán, Hasan Rohani.

 

Rohani también ha alabado el papel desempeñado por las Fuerzas Armadas del país para ofrecer todo tipo de ayuda en las zonas afectadas. Asimismo, se ha referido a la unidad entre la población, el Ejército, el Cuerpo de Guardianes de la Revolución Islámica (CGRI), la Fuerza de Resistencia Popular de Irán (Basich) y la Media Luna Roja de Irán en esta coyuntura.

Unos 4400 pueblos de Irán están anegados debido a las fuertes precipitaciones que se han registrado desde el pasado 19 de marzo. Unos 140 ríos se han desbordado y se han registrado 409 corrimientos de tierra, que han causado bloqueos y daños en 78 carreteras y 84 puentes.

Hasta el momento, las riadas han dejado en total más de 76 muertos y al menos mil heridos, y el territorio sigue en alerta. Las autoridades cifran hasta el momento en entre 300 000 y 350 000 millones de riales iraníes (entre 1900 y 2250 millones de euros aproximadamente) los daños causados por las lluvias.

ftn/ktg/krd/hnb

Comentarios