• Fuerzas del Ejército iraní usan vehículos blindados para ayudar a los afectados de las inundaciones, ciudad de Aqqala, provincia de Golestán (norte).
Publicada: jueves, 18 de abril de 2019 9:13
Actualizada: jueves, 18 de abril de 2019 10:48

El presidente de Irán considera crucial el papel del Ejército en la victoria de la Revolución Islámica y en momentos difíciles, como las recientes riadas.

En un discurso ofrecido este jueves en Teherán (capital) con motivo del Día Nacional del Ejército, Hasan Rohani ha recordado que el fundador de la República Islámica, el Imam Jomeini (P), declaró hace 40 años el 18 de abril, como el Día del Ejército, y ha enfatizado la misión de larga data de esta fuerza en la preservación de la soberanía territorial del país persa.

Rohani ha destacado el papel transcendental de las fuerzas militares, incluidos el Cuerpo de Guardianes de la Revolución Islámica (CGRI) de Irán y las Fuerzas Revolucionarias Voluntarias (Basich), en la defensa del país durante los ocho años de guerra (1980-1988) impuesta por el entonces dictador iraquí Sadam Husein.

El jefe de Gobierno afirma que han transcurrido 40 años desde la victoria de la Revolución Islámica (1979), y el Ejército persa sigue al lado de la nación iraní, como se ha observado durante las recientes inundaciones que han afectado a casi todas las provincias del país. 

“El Ejército de la República Islámica de Irán también se ha mantenido hoy en día al lado del pueblo, donde la gente necesita ayuda por las inundaciones (…) y ha empleado todas sus capacidades y fuerzas para las operaciones de socorro y alojamiento de la gente, así como la reapertura de las carreteras”, ha remarcado el mandatario.

El Ejército de la República Islámica de Irán también se ha mantenido hoy en día al lado del pueblo, donde la gente necesita ayuda por las inundaciones (…) y ha empleado todas las capacidades y fuerzas para las operaciones de socorro y alojamiento de la gente, así como la reapertura de las carreteras”, ha remarcado el presidente de Irán, Hasan Rohani.

 

Rohani, asimismo, ha subrayado la unidad y la uniformidad que existe entre las fuerzas militares y los civiles y ha hecho notar que los uniformados se consideran parte de la nación e insisten en que su poder emana del apoyo popular.

De igual modo, ha agradecido los esfuerzos y los sacrificios de las fuerzas militares, en particular, ha hecho mención a la gestión ante las devastadoras lluvias torrenciales que afectaron severamente a la gente, irrumpiendo su vida cotidiana.

La temporada de lluvias comenzó a mediados de marzo en las provincias septentrionales iraníes —Golestán y Mazandarán—. Las riadas anegaron luego zonas urbanas y rurales en las provincias occidentales, suroccidentales y surorientales del país persa.

ask/ncl/ftn/alg

Comentarios