• El embajador sirio ante las Naciones Unidas, Bashar al-Yafari.
Publicada: martes, 1 de diciembre de 2015 16:33

Siria ha afirmado que Occidente ya se ha dado cuenta de que estaba “jugando con fuego” al utilizar el terrorismo para promover sus objetivos en Oriente Medio.

“El problema de Occidente es este, que los terroristas que había enviado a la región están regresando a sus países para cometer operaciones terroristas (…) estos países ya saben que estaban jugando con fuego”, afirmó el lunes el embajador sirio ante las Naciones Unidas, Bashar al-Yafari.

El problema de Occidente es este, que los terroristas que había enviado a la región están regresando a sus países para cometer operaciones terroristas (…) estos países ya saben que estaban jugando con fuego”, afirma el embajador sirio ante las Naciones Unidas, Bashar al-Yafari.

En declaraciones citadas por la agencia libanesa de noticias Elnashra, Al-Yafari responsabilizó a Francia y al Reino Unido de la propagación del terrorismo en la región.

“No hay que olvidar la responsabilidad de Turquía, cuyo Gobierno está defendiendo a sus propios matones y no a los civiles inocentes en Siria”, enfatizó.

Además, puso de relieve que la posición de Rusia y la resistencia del Ejército sirio están cambiando las posturas de Estados Unidos y sus aliados, que solo pretendían un “ajuste de viejas cuentas” con Siria, a través del apoyo a los grupos terroristas.

Durante los últimos meses, algunos políticos occidentales han dado marcha atrás en sus retóricas contra el Gobierno del presidente sirio, Bashar al-Asad, tras sentir la amenaza de los grupos terroristas, contra los que está luchando el Ejército sirio desde hace más de cuatro años y medio.

El canciller francés, Laurent Fabius.

 

Después de los mortíferos atentados terroristas del pasado 13 de noviembre en París, capital francesa, el jefe de la Diplomacia gala, Laurent Fabius, habló por primera vez de la posibilidad de colaborar con las fuerzas sirias en la lucha contra el grupo terrorista EIIL (Daesh, en árabe).

Ante un posible giro político de Francia, el canciller sirio, Walid al-Moalem, insistió en que la participación de Francia en la lucha contra el grupo terrorista takfirí EIIL requiere de un “cambio fundamental” en su postura sobre la crisis siria.

rba/anz/mrk

Comentarios