• Una batería de sistema de defensa antiaéreo S-400, de fabricaión rusa.
Publicada: miércoles, 25 de noviembre de 2015 8:45
Actualizada: miércoles, 25 de noviembre de 2015 11:29

El Ministerio ruso de Defensa ha anunciado este miércoles su decisión de reforzar su presencia militar en Siria, donde desplegará sistemas antiaéreos S-400.

A la base aérea Hmeymim en Siria (oeste) se enviarán sistemas antiaéreos S-400”, ha hecho saber este miércoles el titular de dicha Cartera, Serguei Shoigu durante una reunión con los jefes militares rusos.

A la base aérea Hmeymim en Siria (oeste) se enviarán sistemas antiaéreo S-400”, ha hecho saber  el titular del Ministerio de Defensa de Rusia, Serguei Shoigu

Según el alto mando ruso, el Ministerio que encabeza “está desarrollando un conjunto de medidas” para hacer frente a incidentes similares al derribo de un avión de combate ruso en Siria por el Ejército de Turquía.

“El Ministerio de Defensa ha propuesto enviar sistemas S-400, y el presidente (Vladimir Putin) lo ha aprobado”, ha declarado a la prensa el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov.

El S-400 es un sistema antiaéreo de largo alcance y más avanzado en defensa antiaérea y antimisilística fabricado por Rusia. Es capaz con sus misiles de interceptar y destruir simultáneamente varios misiles y aviones.

El martes, un caza ruso tipo Sujoi-24 se estrelló en una localidad siria cerca de la frontera con Turquía tras ser alcanzado por un misil lanzado por bombarderos turcos F-16. Ankara alegó que el aparato ruso violó su espacio aéreo, una versión desmentida por Moscú.

Los dos tripulantes del aparato lograron catapultarse, pero uno de ellos murió tras ser objeto de disparos lanzados desde tierra por grupos armados, mientras descendía en paracaídas. Su muerte fue confirmada por las autoridades rusas.

Shoigu también ha confirmado el rescate con vida de uno de los tripulantes del Su-24 siniestrado.

“La operación (de rescate) ha culminado con éxito. El piloto ha sido trasladado a nuestra base (aérea de Hmeymim en Latakia, oeste de Siria) sano y salvo”, ha remarcado el titular ruso, para luego añadir que la operación se prolongó 12 horas, hasta las 03:40 horas de Moscú.

Cazas rusos desplegados en la base aérea de Hmeymim en la ciudad costera siria de Latakia.



Poco después del derribo del avión, que cayó en territorio sirio cerca de la frontera con Turquía, dos helicópteros militares rusos se acercaron a la zona para buscar a los supervivientes, pero grupos armados los atacaron con misiles anti-tanque guiados BGM-71 TOW. Un infante de marina ruso también perdió la vida al estrellarse el helicóptero en el que iba a bordo.

Putin calificó la medida turca contra el avión ruso de “una puñalada por la espalda” de los cómplices del terrorismo y advirtió de las "graves consecuencias" que acarreará a las relaciones entre Rusia y Turquía.

mjs/ncl/msf

Comentarios