• Los ministros de asuntos exteriores del G7 en una reunión en Londres, capital del Reino Unido, 5 de mayo de 2021.
Publicada: jueves, 13 de mayo de 2021 0:11

Siria refuta alegaciones del Grupo de los Siete (G7) sobre la situación humanitaria en este país y lo ve como un show que se realizó en Conferencia de Bruselas.

A través de un comunicado emitido este miércoles, la Cancillería siria ha denunciado que la declaración final de la reunión de los ministros de Asuntos Exteriores y Desarrollo de los países del G7, celebrada el pasado 5 de mayo en Londres (capital británica), forma parte de la campaña de desinformación destinada a tergiversar las realidades en Siria y encubrir la ocupación, el saqueo y el apoyo del Occidente a las organizaciones terroristas.

Es más, ha aseverado que el documento se asemeja a un show, que la Unión Europea (UE) y sus aliados realizaron en la Conferencia de Bruselas V, en Bélgica, que terminó con más medidas coercitivas unilaterales contra Siria.

Tampoco difiere de lo ocurrido recientemente en La Haya (Países Bajos) para presionar a la Conferencia de los Estados miembros de la Convención sobre Armas Químicas (CAQ) a aprobar una “resolución ilegal e infundada” contra Siria en plena violación de las normas de la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ), ha agregado.

 

La Cancillería siria ha dejado claro que Damasco continuará, sin cansancio, la lucha contra la ocupación y el terrorismo, además de garantizar la seguridad del país para el retorno de los refugiados.

Un equipo de investigación creado por la OPAQ publicó el 12 de abril un segundo informe, que señalaba que la Fuerza Aérea de Siria había utilizado, el 4 de febrero de 2018, gas sarín o cloro en la estratégica ciudad de Saraqib, sita en la provincia de Idlib (noroeste), y en la provincia de Hama (centro-oeste), en 2017.

Damasco rechazó rotundamente el reporte “fabricado” y “engañoso” de este ente internacional. Las autoridades sirias vincularon las referidas acusaciones “sin pie ni cabeza” a una campaña para tergiversar la realidad a fin de desprestigiar al Gobierno sirio, presidido por Bashar al-Asad.

msm/anz/rba