• El embajador sirio ante la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Bashar al-Yafari, en una sesión del organismo.
Publicada: miércoles, 27 de enero de 2021 0:34

Siria critica la indiferencia del Consejo de Seguridad de la ONU ante la ocupación israelí pese a constituir una amenaza a la seguridad regional y la paz mundial.

“Ya han pasado más de cinco décadas desde la ocupación israelí de las tierras árabes. Esta ocupación representa una amenaza para la seguridad y paz regionales e internacionales”, denunció el martes el representante permanente sirio ante la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Bashar al-Yafari, durante una sesión del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (CSNU) sobre la situación Asia Occidental, ha reportado la agencia siria de noticias SANA.

Esto, añadió el diplomático sirio, es una señal del claro fracaso del Consejo de Seguridad en el cumplimiento de su responsabilidad de poner fin a la ocupación, que “es el principal factor de tensión y de los constantes conflictos en nuestra región”.

Señalando a las frecuentes agresiones de Israel contra Siria, Al-Yafari enfatizó que el desprecio de las autoridades del régimen de Tel Aviv al derecho y las resoluciones internacional alcanzó niveles sin precedentes, y se refirió al caso de un ataque con misiles estadounidenses que provocó la muerte de todos los miembros de una familia en la provincia de Hama.

Al-Yafari denunció las atrocidades de Israel en el Golán sirio ocupado y mencionó la construcción de asentamientos, la discriminación racial, los arrestos arbitrarios, el saqueo de los recursos naturales, los intentos de imponer su “nacionalidad” por la fuerza y el chantaje, entre muchas otras.

 

A este respecto, el representante sirio ante la ONU acusó a ciertos países occidentales, en particular EE.UU., de haber convertido su membresía en el CSNU “en una plataforma para proteger y prolongar la ocupación israelí y asegurar que sus autoridades no rindan cuentas por sus crímenes de lesa humanidad y violaciones de los derechos humanos”.

Por tanto, Al-Yafari instó al CSNU a tomar medidas urgentes para garantizar el cumplimiento de la Resolución 497 del año 1981, que declara “nula y sin efecto legal internacional” la anexión de los altos del Golán por parte de Israel.

Además, reafirmó el apoyo del Gobierno de Damasco al derecho del pueblo palestino a la autodeterminación, al retorno de los desplazados, y al establecimiento de su Estado independiente sobre su territorio nacional con Al-Quds (Jerusalén) como capital. Asimismo, solicitó el otorgamiento a Palestina una plena membresía en las Naciones Unidas.

mrp/ncl/hnb