• El ministro sirio de Bienes Habices, Muhamad Abdul-Sattar al-Seyed.
Publicada: sábado, 16 de noviembre de 2019 8:38

Siria enfatiza que la guerra que estalló en el país árabe fue un plan de EE.UU. y el régimen israelí con la intención de dañar la causa palestina.

“Lo que ocurrió en Siria fue una guerra estadounidense-sionista (...) cuyo objetivo es socavar la causa palestina”, dijo el viernes el ministro sirio de Bienes Habices, Muhamad Abdul-Sattar al-Seyed.

En declaraciones concedidas a la televisión libanesa Al-Mayadeen, Al-Seyed consideró los recientes acontecimientos en la región de Asia Occidental, incluyendo en los países como Siria, Irak y Yemen, una conspiración contra Palestina y la ciudad santa de Al-Quds (Jerusalén).

LEER MÁS: HAMAS: Intento de EEUU para liquidar causa palestina será en vano

Por otro lado, se refirió a las afirmaciones del Gobierno estadounidense, presidido por Donald Trump, que había dicho que la presencia de las fuerzas norteamericanas en el territorio sirio es para proteger los pozos petroleros.

En este contexto, enfatizó que el inquilino de la Casa Blanca ve el petróleo por encima de todos los valores, y que la presencia militar estadounidense en Siria impide la victoria completa de Damasco ante el flagelo del terrorismo.

Lo que ocurrió en Siria fue una guerra estadounidense-sionista (...) cuyo objetivo es socavar la causa palestina”, dice el ministro sirio de Bienes Habices, Muhamad Abdul-Sattar al-Seyed.

 

El portavoz del Departamento de Defensa de EE.UU. (Pentágono), Jonathan Hoffman, aseguró el jueves que las fuerzas del país seguirán controlando los pozos petroleros en el territorio sirio pese a denuncias mundiales por robo.

De hecho, la ilegal medida de Trump ha desatado una ola de condenas no solo de Siria, sino de otros países como Irán y Rusia. Este último país reveló, mediante imágenes satelitales, la implicación de EE.UU. en el contrabando del oro negro del país levantino.

LEER MÁS: Irán y Rusia, contrarios a que EEUU saquee el petróleo de Siria

Siria sufre desde 2011 un conflicto armado que provocaron grupos terroristas y bandas armadas patrocinadas, según denuncia Damasco, por Arabia Saudí, EE.UU., y algunos países europeos. Los expertos estiman que la producción petrolera siria ha descendido en la actualidad de 400 000 barriles diarios a unos 80 000.

ftn/ktg/hnb

Comentarios