• Milicianos de las Fuerzas Democráticas Sirias (FDS) en una ceremonia, 10 de abril de 2019. (Foto: AFP)
Publicada: lunes, 3 de junio de 2019 10:17
Actualizada: lunes, 3 de junio de 2019 18:30

Milicianos kurdos respaldados por EE.UU. abogan por dialogar con el Gobierno sirio, pese a que antes insistían en estar listos para enfrentarse a Damasco.

Durante la primera conferencia “Víctimas de la guerra en el norte y el este de Siria”, celebrada en la provincia siria de Al-Hasaka (en el noreste del país), el comandante general de las Fuerzas Democráticas Sirias (FDS), Mazlum Abdí, tras retractarse de las antiguas posiciones hostiles de dichas fuerzas contra el Gobierno sirio, ha argumentado que “no queremos la guerra en la región”.

“Trabajamos para resolver problemas a través del diálogo y lejos de la guerra”, añade.

No obstante, según ha publicado este lunes el diario sirio Al-Watan, “las FDS han dicho que están disputas a negociar con los Gobiernos turco y sirio en un esfuerzo por ocultar sus planes separatistas”.

Trabajamos para resolver problemas a través del diálogo y lejos de la guerra”, ha dicho el comandante general de las Fuerzas Democráticas Sirias (FDS), Mazlum Abdí.

 

El Ministerio de Exteriores de Siria ha declarado que la celebración de dicha conferencia muestra la traición de sus organizadores. De hecho, insiste en que los participantes no representaban a ningún grupo sirio.

Rusia, por su parte, ha indicado que la celebración de tal conferencia es un intento para neutralizar los diálogos de Astaná para la paz en Siria.

Tras la liberación de la ciudad de Deir Ezzor en el mes de noviembre de 2017, las FDS y las fuerzas sirias disputan una carrera a contrarreloj para hacerse con las zonas restantes ocupadas por el grupo terrorista EIIL (Daesh, en árabe), y por ello abundan los choques entre las partes. El Ejército sirio busca restablecer el control del Gobierno legítimo de Siria sobre la totalidad de su suelo, mientras las fuerzas apoyadas por EE.UU. obstaculizan su labor.

msm/alg/nii/