• Los terroristas de Hayat Tahrir Al-Sham (HTS) se preparan para contrarrestar ataques de sus rivales en Idlib, 18 de agosto de 2018. (Foto: AFP)
Publicada: sábado, 5 de enero de 2019 18:14
Actualizada: sábado, 5 de enero de 2019 19:30

Reportan al menos 120 muertos en las luchas intestinas de los grupos terroristas en Alepo, norte de Siria, según OSDH.

La alianza terrorista Hayat Tahrir Al-Sham (HTS) y el llamado Frente Nacional para la Liberación (FNL), apoyado por Turquía, mantuvieron enfrentamientos mortales en la provincia de Alepo, informa este sábado el opositor Observatorio Sirio para los Derechos Humanos (OSDH). La cifra de muertos en las filas del FNL asciende a 58 personas y a 61 en las de la HTS.

El OSDH, con sede en el Reino Unido, confirma que como efecto de dichos combates también murieron ocho civiles, niños incluidos.

Los combates intestinos entre facciones terroristas se suceden por quinto día consecutivo en varias zonas del oeste de Alepo; en Balanta y Al-Yina, de acuerdo con la oenegé. Añade que la cifra de muertos podría aumentar por la existencia de un número indeterminado de heridos entre los terroristas.

Los choques también se han extendido a las provincias de Idlib (noroeste) y Hama (centro-oeste). De hecho, existen informes sobre que otras facciones rivales, incluido el llamado Ejército Libre de Siria (ELS), respaldado por Turquía, se está uniendo a la lucha.

 

La cadena televisiva libanesa Al-Mayadeen informó el miércoles de que más de 500 terroristas fueron asesinados, muchos de ellos ejecutados sumariamente, en enfrentamientos entre bandas extremistas en Idlib.

Por otra parte, los grupos bajo la protección de Ankara tratan de hacerse con el control de más zonas después de que el presidente de EE.UU., Donald Trump, decidiera retirar a las tropas norteamericanas de Siria.

El presidente de EE.UU., Donald Trump, anunció el 19 de diciembre que la misión estadounidense en Siria ya estaba cumplida y que los militares de Washington comenzarían de inmediato el repliegue.

Desde que la llamada coalición anti-EIIL (Daesh, en árabe), comandada por EE.UU., comenzó su presunta lucha antiterrorista en 2014, Damasco reprobó la presencia ‘ilegal’ de fuerzas extranjeras en su suelo. Además de su propia soberanía, contraria a dicha presencia, argumentaba que los soldados estadounidenses y los milicianos apoyados por Washington no solo habían complicado la situación del país, también habían obstaculizado una posible solución dialogada a la crisis siria, al fomentar una dinámica bélica por medio de guerras subsidiarias.

alg/rba/nii/

Comentarios