• Fuerzas estadounidenses en zonas controladas por kurdos en Siria.
Publicada: viernes, 15 de diciembre de 2017 5:59

Siria denunció ante la ONU la masacre de civiles por la coalición internacional, al tiempo que acusa a EE.UU. de trasladar a terroristas a ‘sitios seguros’.

La Cancillería siria, en dos cartas dirigidas el jueves a la Organización de las Naciones Unidas (ONU) y al Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (CSNU), denunció la muerte de sus ciudadanos en los recientes bombardeos de la llamada coalición anti-EIIL, liderada por EE.UU., en la provincia oriental de Deir Ezzor.

El Ministerio de Exteriores recordó que “EE.UU. (...) siempre fingió combatir a la organización terrorista Daesh (acrónimo en árabe de EIIL), mientras que su coalición trasfirió a los terroristas a sitios seguros”.

Según recogió la agencia oficial siria de noticias SANA, Damasco arguyó que el éxito del Ejército sirio y sus aliados en exterminar a la banda ultrarradical y expulsarla de sus  feudos en la desértica provincia de Deir Ezzor frustró los planes de la coalición que apoyaba a los extremistas.

Asimismo, condenó el caso omiso a las matanzas cometidas por la coalición por parte de quienes alegan ser defensores de los derechos humanos y el derecho internacional.

Por último, la Cancillería siria censuró que el máximo órgano de decisión de la ONU aún no haya adoptado ninguna medida para detener las incursiones de la coalición contra los civiles inocentes sirios.

EE.UU. (...) siempre fingió combatir a la organización terrorista Daesh (acrónimo en árabe de EIIL), mientras que su coalición trasfirió a los terroristas a sitios seguros”, reprochó la Cancillería siria.

 

El miércoles, al menos 23 civiles, entre ellos ocho niños y seis mujeres, murieron como consecuencia de nuevos ataques aéreos de la aviación de la coalición, en la orilla oriental del río Éufrates, según denunció el opositor Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH), con sede en el Reino Unido.

Desde septiembre de 2014, esta coalición efectúa bombardeos contra, según dice, blancos de Daesh en el territorio sirio sin ninguna autorización del Gobierno sirio o un aval de la ONU.

Conforme reconoció el Departamento de Defensa de EE.UU. (el Pentágono), a finales del pasado mes de noviembre, al menos 800 civiles han perecido en los bombardeos de la coalición liderada por el país norteamericano en Siria e Irak. Sin embargo, una investigación publicada por el diario New York Times evidenció que esta coalición mató solo en Irak 31 veces más civiles que lo admitido.

mjs/ktg/rba

Comentarios