• Fuerzas progubernamentales sirias y partidarios del presidente Al-Asad izan la bandera nacional en la ciudad occidental de Yabrud.
Publicada: martes, 1 de agosto de 2017 8:08
Actualizada: martes, 1 de agosto de 2017 9:07

El presidente de Siria ve inminente la ‘victoria’ del Ejército en su lucha contra un enemigo terrorista ‘jamás antes visto en la historia’, y sus patrocinadores.

En un mensaje con motivo del 72º aniversario del establecimiento del Ejército, Bashar al-Asad encomió el lunes los logros cosechados por las fuerzas armadas del país en su prolongada batalla contra terroristas y sus aportes para “salvaguardar la soberanía nacional y la independencia” de Siria.

En declaraciones citadas por la agencia oficial de noticias SANA, el mandatario dijo que el Ejército escribió “una nueva epopeya” con sus sacrificios en el campo de batalla y que se está acercando a una “victoria” final.

“Todavía estamos frente a un enemigo terrorista que la historia no ha visto antes, y que está respaldado por las potencias regionales e internacionales que buscan desde hace años controlar y dominar toda la región”, dijo el jefe de Estado, mostrando su confianza de que el Ejército restablecerá muy pronto la plena seguridad y estabilidad en todo el territorio sirio.

Todavía estamos frente a un enemigo terrorista que la historia no ha visto antes, y que está respaldado por las potencias regionales e internacionales que buscan desde hace años controlar y dominar toda la región”, dijo el jefe de Estado sirio, Bashar al-Asad.

 

El mensaje de Al-Asad se produjo en momentos en que el Ejército sirio, con el respaldo de Rusia y los combatientes del Movimiento de Resistencia Islámica de El Líbano (Hezbolá), ha avanzado en la batalla contra los grupos terroristas, incluidos EIIL (Daesh, en árabe), y el Frente Al-Nusra (actualmente conocido como Fath Al-Sham).

El Ejército sirio, apoyado por combatientes de Hezbolá, ha alcanzando grandes logros en las montañas de Al-Qalamun, en la frontera sirio-libanesa, donde ha expulsado a los integrantes del Frente Al-Nusra, y actualmente está avanzando hacia las posiciones de EIIL en la norteña ciudad de Al-Raqa, considerada la capital de facto de Daesh en Siria.

El presidente sirio ha culpado en múltiples ocasiones a EE.UU., Arabia Saudí, y Turquía, entre otros países, de brindar apoyo a terroristas en Siria, y asegurado que la derrota total del EIIL es cuestión de “meses”, a no ser que EE.UU. continúe patrocinando a esta banda ultraviolenta.

ftm/rha/rba

Comentarios