• Combatientes del Movimiento de la Resistencia Islámica de El Líbano (Hezbolá).
Publicada: jueves, 22 de junio de 2017 6:23
Actualizada: jueves, 29 de junio de 2017 20:25

La presencia del Movimiento de la Resistencia Islámica de El Líbano (Hezbolá) en el sur de Siria ha acercado el régimen de Israel a Jordania.

La página Web del diario Haaretz informó el miércoles de que Israel y Jordania han intensificado recientemente la coordinación de sus actividades diplomáticas y miliares por preocupaciones surgidas por la presencia de Hezbolá en las fronteras de Siria con Jordania y los territorios ocupados.

Como un esfuerzo cauteloso, indicó el periódico israelí, el régimen de Tel Aviv ha proporcionado a Jordania servicios de inteligencia para “reforzar su seguridad” frente a lo que ven como doble amenaza: ataques de organizaciones extremistas, en particular EIIL (Daesh, en árabe), y la “hegemonía en la región de Irán”, país que apoya a los grupos de resistencia contra las bandas terroristas.

Según el informe, al régimen de Tel Aviv y Amán también les inquieta la posibilidad de que Irán aproveche los últimos avances de las fuerzas de Damasco en el sur de Siria para que despliegue a sus aliados, como Hezbolá.

Subrayó, asimismo, que Israel está suministrando a los jordanos fotos satelitales sobre los acontecimientos que ocurren a lo largo de las fronteras de Jordania con Irak y Siria, en un esfuerzo por mejorar la capacidad de respuesta de Amán.

Los acontecimientos en el sur y este de Siria —una región mayormente desértica— se han convertido recientemente en foco de atención regional.

EE.UU. —que dirige la llamada coalición contra Daesh— es una de las partes que observa atentamente esta zona, ya que los últimos logros de las fuerzas populares iraquíes y las fuerzas sirias han conectado el Gobierno de Bagdad con el de Damasco.

 

En las últimas semanas, varios hechos violentos han tenido lugar en el sur de Siria. Para frenar los avances de las tropas sirias, EE.UU. desplegó baterías de artillería y de largo alcance en la zona de Al-Tanf, ubicada en el sur de Siria cerca de la frontera con Jordania, donde la coalición mantiene una base para formar a los grupos rebeldes sirios.

Al mismo tiempo, las fuerzas sirias han intensificado sus ataques contra grupos ‘rebeldes sirios’ en la ciudad sureña de Daraa, también cerca de la frontera jordana.  

Estos acontecimiento en el sur de Siria, también están despertando el interés y la preocupación de Israel y de Jordania en un momento en que todavía no está claro si Damasco tiene la intención de tomar el control —con la ayuda de Rusia e Irán— de los altos de Golán, ocupados por el régimen de Israel.

mkh/ncl/mrk

Comentarios