• Combatiente de Hezbolá en la localidad de Naqura, 20 de abril de 2017.
Publicada: sábado, 6 de mayo de 2017 9:40
Actualizada: sábado, 6 de mayo de 2017 15:10

El Ejército sirio y combatientes del Movimiento de Resistencia Islámica de El Líbano (Hezbolá) recuperan el control de 113 km de la frontera libanesa.

Las fuerzas sirias y Hezbolá se han hecho con el dominio de una zona de 113 kilómetros de longitud, que se extiende desde los pasos de Al-Jadida, en el suroeste de Damasco (capital siria), hasta Yarud Falita, en las montañas de Al-Qalamun, que hacen frontera con la gobernación de Bekaa, en el este de El Líbano, ha informado este sábado el portal Web sirio Al-Masdar News.

El portal sirio, que cita una fuente cercana a Hezbolá, ha indicado además que este logro se produjo una semana después de que combatientes del movimiento libanés tomaran la pequeña aldea de Sabna, en las montañas de Al-Zabdani, al oeste de Damasco.

La fuente consultada ha explicado que Hezbolá y el Ejército sirio han cerrado casi todos los cruces fronterizos, por lo que los grupos terroristas y ‘rebeldes’ solo tienen bajo su control algunos puntos de entrada en las montañas de Al-Qalamun.

 

La toma de esta línea aumentará la seguridad de las partes occidentales de Damasco, capital siria, ha añadido.  

El Ejército sirio y Hezbolá están trabajando para limpiar los pasos fronterizos en las montañas de Al-Qalamun, que son usadas en gran parte para trasladar armas y municiones desde el territorio libanés a los grupos armados y terroristas en Siria.

En los últimos días, Hezbolá y el Ejército sirio aumentaron sus operaciones en las zonas fronterizas y abatieron a decenas de terroristas pertenecientes a Daesh y al Frente Al-Nusra (autodenominado Frente Fath Al-Sham), mientras que también capturaron a varios de ellos.

Los rápidos avances de Daesh durante el año 2014 en Irak y Siria también minaron la seguridad de El Líbano y permitieron la presencia terrorista en la frontera sirio-libanesa.

mkh/anz/hnb

Comentarios