• Dos niñas sirias caminan junto a unas casas derruidas durante una tormenta de arena en el barrio de Bab al-Nasr, en la parte antigua de Alepo, 10 de marzo de 2017.
Publicada: lunes, 13 de marzo de 2017 17:56

La crisis en Siria ha dejado más de 465.000 muertos y desaparecidos desde su inicio hace seis años, según las últimas cifras del opositor OSDH.

El llamado Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH) anuncia este lunes que 321.358 personas han muerto y 145.000 están desaparecidas desde que el conflicto estalló en el país árabe en marzo de 2011.

Este balance presenta un aumento de cerca de 9000 muertos desde el último que publicó el OSDH, en diciembre del año pasado, momento en el cual los aliados de Siria en la lucha antiterrorista, Rusia e Irán, y el padrino de los grupos 'rebeldes', Turquía, negociaron un alto el fuego en todo el territorio.

Murieron menos personas en los tres meses siguientes a la implementación del alto el fuego (...) las muertes no han cesado pero su aumento se ha ralentizado en los últimos meses", confirma Rami Abdel Rahman, director del opositor OSDH. 

"Murieron menos personas en los tres meses siguientes a la implementación del alto el fuego (...) las muertes no han cesado pero su aumento se ha ralentizado en los últimos meses", confirma Rami Abdel Rahman, director del OSDH, con sede en Londres (el Reino Unido). 

La nueva cifra de esta organización comprende más de 96.000 civiles, entre ellos 17.411 niños y 11.847 mujeres. Por otro lado, el OSDH indica que más de 60.901 soldados del Ejército sirio murieron, así como 45.290 fuerzas progubernamentales y más de 8000 combatientes extranjeros que apoyan al Gobierno de Bashar al-Asad.

 

La larga lucha también ha eliminado a 55.000 'rebeldes' y terroristas, la mayoría pertenecientes al grupo terrorista EIIL (Daesh, en árabe) o al Frente Fath al-Sham (anteriormente conocido como Frente Al-Nusra).

Estos 'rebeldes', por su parte, son responsables de la muerte de más de 7000 civiles, la llamada coalición anti-EIIL, liderada por Estados Unidos, de 920, y las tropas turcas de 500.

Paralelamente, un informe del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef, por sus siglas en inglés), ha alertado esta misma jornada sobre la "insostenible" situación de los niños sirios y que el 2016 fue el peor año para los niños en Siria.

El aumento de la violencia en el país ha provocado numerosos asesinatos, mutilaciones y reclutamientos de menores en el país. Al menos 652 menores han sido asesinados, un 20 % más que en 2015, y más de 850 niños han sido reclutados en Siria, más del doble que el año anterior.

Además, estos menores están siendo utilizados para luchar en primera línea de combate, a veces como terroristas suicidas o carceleros, advierte la agencia de la ONU.

snr/ctl/rba/nal

Comentarios