• El presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan
Publicada: domingo, 31 de mayo de 2015 11:05
Actualizada: lunes, 1 de junio de 2015 2:43

Turquía tachó de espionaje la divulgación de un vídeo que evidencia el proceso de transportación de armas de la Organización Nacional de Inteligencia de Turquía (MIT, por sus siglas en turco) a los terroristas en Siria.

En la jornada del viernes, el rotativo turco Cumhuriyet divulgó un video que demuestra que Ankara envió en el año de 2014 un camión con armas escondidas entre cajas de medicamentos  a los miembros de la oposición siria que busca derrocar el Gobierno legítimo del presidente sirio, Bashar al-Asad.

El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, al criticar la revelación de estas imágenes, reiteró que los responsables de esta difusión deben rendir cuentas ante la justicia.

Erdogan alegó que los camiones destinados a Siria contenían ayuda humanitaria y no transportaban armas.  

Por su parte, el primer ministro de Turquía, Ahmet Davutoglu, acusó de traición a los difusores del video y reiteró que los vehículos turcos contenían productos de primera necesidad.

El primer ministro de Turquía, Ahmet Davutoglu

 

Conforme a los datos facilitados por el periódico turco, los camiones llevaban 1.000 obuses, 80.000 cartuchos para armas ligeras y pesadas, así como centenares de lanzagranadas.

Desde marzo de 2011, cuando la oposición siria con el respaldo de los países occidentales dio inicio a una guerra en el país árabe, el Gobierno de Ankara en retiradas ocasiones ha alegado no haber suministrado arma alguna a los terroristas moderados.

Las autoridades turcas reprimen a las personas que intentan poner de relieve el apoyo de Ankara a los terroristas en Siria. En el mes en curso (mayo), policías turcos detuvieron a algunas personas que tenían como objetivo inspeccionar los cargamentos de los camiones que salían de Turquía rumbo al territorio sirio.

Al respecto, el pasado 21 de mayo, Kemal Kılıçdaroğlu, líder de la principal formación de la oposición de Turquía, el Partido Republicano del Pueblo (CHP, por sus siglas en turco), acusó al Gobierno de Erdogan de enviar armas al autodenominado Ejército Libre de Siria (ELS).

La ayuda de Turquía a los grupos armados ha provocado hasta la reacción del primer ministro iraquí, Haidar al-Abadi, que instó el pasado mes de febrero a Ankara a impedir que su territorio se utilice como puerta de entrada de los terroristas a los países de la región.

mno/ctl/kaa