• El presidente de Siria, Bashar al-Asad, durante una entrevista con la agencia cubana de noticias Prensa Latina, 20 de julio de 2016.
Publicada: martes, 4 de octubre de 2016 14:45
Actualizada: martes, 4 de octubre de 2016 15:21

El presidente sirio afirma que el temor de EE.UU. a la promoción de los valores de la Revolución Islámica de Irán es la razón de sus intrigas en Oriente Medio.

“Estados Unidos tiene miedo de que los pueblos en todas partes del mundo tomen el modelo de la Revolución Islámica de Irán (1979)” para afrontar las políticas imperialistas, ha enfatizado el presidente de Siria, Bashar al-Asad.

En declaraciones publicadas este martes en el trimestral The Tehran Foreign Policy Studies, el mandatario sirio ha considerado que el apoyo occidental a Arabia Saudí para materializar sus planes y sembrar discordias sectarias en la región es una de las medidas para impedir dicha influencia.

Estados Unidos tiene miedo de que los pueblos en todas partes del mundo tomen el modelo de la Revolución Islámica de Irán (1979)” para afrontar las políticas imperialistas, enfatiza el presidente de Siria, Bashar al-Asad.

A este respecto, ha hecho referencia a la insistencia de Washington (antes del inicio de la crisis siria en 2011), en que Siria se convierta en un elemento opositor a Irán y al eje de la Resistencia; empero “jamás aceptamos entrar en tal ambiente”, ha recalcado.

De acuerdo con Al-Asad, Irán siempre ha ofrecido absolutos e incondicionales apoyos al eje de la Resistencia en Oriente Medio y el Líder de la Revolución Islámica de Irán, el ayatolá Seyed Ali Jamenei, desempeña un gran papel en toda la región.

 

"Irán desempeña un papel crucial en la resistencia siria y todo el mundo lo reconoce", ha manifestado.

Asimismo, ha recordado la insistencia de EE.UU. en que Siria renuncie a los derechos de su pueblo y de los del pueblo palestino y acepte el plan israelí de reconciliación. "Insistimos en nuestros principios y valores en apoyo a la causa palestina", ha afirmado.

Igualmente, ha asegurado que "hoy día Siria está en la avanzadilla de la lucha contra el terrorismo en todo el mundo" y nunca jamás se rendirá ni permitirá la llegada de un gobierno "títere" al poder y la conversión del país en un atractivo para el Occidente.

Después de subrayar la importancia de la crisis siria en el mapa político del mundo, el jefe del Gobierno de Damasco ha reiterado que jamás permitirá daños a la soberanía, la independencia y los intereses del pueblo sirio.

También hemos de indicar el papel de Turquía en el conflicto sirio, pues "Turquía es un actor de EE.UU. y forma parte de las políticas de EE.UU. para cumplir las órdenes de ese país y favorecer sus intereses", ha concluido el presidente sirio.

tas/ctl/snr/rba

Comentarios