• Miembros del grupo terrorista Frente Al-Nusra (Frente Fath al-Sham) durante combates con las fuerzas gubernamentales en Alepo (Siria).
Publicada: lunes, 26 de septiembre de 2016 15:58

Aunque Washington dice que considera terrorista al Frente Al-Nusra, un comandante de ese grupo habla del respaldo multilateral que les brinda EE.UU. en Siria.

El apoyo de que goza el Frente Al-Nusra (redenominada frente Fath al-Sham) de EE.UU., el régimen de Israel, Arabia Saudí, Kuwait y Catar es confirmado abiertamente en una entrevista con el reportero del diario alemán Kölner Stadt-Anzeiger por Abu al-Ezz, un comandante del mismo. 

Somos una parte de Al-Qaeda. Nuestros problemas han cambiado. Por ejemplo, ahora Israel nos da apoyo, pues está en guerra con Siria. Nosotros y el EIIL (acrónimo de Daesh en árabe) éramos un (único) grupo, pero EE.UU. aprovechó a EIIL a favor de sus intereses con fines políticos”, dice el jefe de la banda extremista.

Somos una parte de Al-Qaeda. Nuestros problemas han cambiado. Por ejemplo, ahora Israel nos da apoyo, pues está en guerra con Siria. Nosotros y el EIIL éramos un (único) grupo, pero EE.UU. aprovechó a EIIL a favor de sus intereses con fines políticos”, dice un comandante del grupo terrorista Frente Al-Nusra.

Durante la entrevista, publicada este lunes, Abu al-Ezz indica que Washington hace llegar suministros a Al-Nusra a través de terceras partes. EE.UU., dice, “apoya a los países que nos apoyan. Hemos ganado batallas gracias a los TOW (misil antitanque estadounidense) y los tanques que llegaron desde Libia a través de Turquía”.

 

“Los misiles se nos entregaron directamente”, precisa el comandante del Frente Al-Nusra en la ciudad siria de Alepo. “Cuando nos sitiaron, tuvimos aquí a agentes de Turquía, Catar, Arabia Saudí, el régimen de Israel y EE.UU. que nos guiaron sobre cómo utilizar misiles y cámaras de vigilancia con visión nocturna”.

Según el dirigente terrorista, EE.UU. está del lado del Frente Al-Nusra, pero no como debería estar, puesto que a diferencia de otros actores, Washington no ha recompensado sus esfuerzos. “El Gobierno de Arabia Saudí nos pagó 5 millones de dólares por conquistar la Escuela de Infantería de Al-Muslimiya (Alepo)”, afirma.

Aparte de sus apoyos, Abu al-Ezz aborda la posibilidad de un alto el fuego e insiste en la negativa de la organización terrorista y sus aliados a cualquier medida que conduzca a tal cosa. “No reconocemos la tregua”, recalca antes de reconocer que, cuando entra en vigor un cese de hostilidades, “reorganizamos nuestras fuerzas en todas las provincias”.

Por otra parte, el terrorista afirma que sus compañeros tampoco están a favor de la llegada de convoyes humanitarios a la parte oriental de Alepo, a la que ha puesto cerco el Ejército sirio. “El régimen debe retirarse de todas las áreas con el fin de que nosotros dejemos pasar a los camiones. Si un camión se atreve a pasar, detendremos al conductor”, advierte.

mpv/mla/nal

Comentarios