• Integrantes del grupo terrorista sirio Ahrar al-Sham en un campamento militar.
Publicada: martes, 5 de julio de 2016 13:09
Actualizada: martes, 25 de abril de 2017 7:13

Amnistía Internacional (AI) acusa a los grupos armados apoyados por Arabia Saudí, Turquía, Catar y EE.UU., de cometer “aterradores crímenes de guerra” en Siria.

En un documento titulado “La tortura fue mi castigo”, publicado este martes, la organización no gubernamental (ONG) ha brindado una imagen clara de cómo es la vida en zonas bajo las garras de las bandas militares de la oposición.

Los grupos armados que operan en Alepo (norte), Idlib (noroeste) y zonas circundantes del norte de Siria han llevado a cabo una aterradora oleada de secuestros, torturas y ejecuciones sumarias” contra la población civil, denuncia la oenége.

Los grupos armados que operan en Alepo (norte), Idlib (noroeste) y zonas circundantes del norte de Siria han llevado a cabo una aterradora oleada de secuestros, torturas y ejecuciones sumarias”, denuncia AI.

El texto, basado en relatos de las víctimas, documenta los abusos cometidos por las bandas: Frente Al-Nusra (filial siria de Al-Qaeda), el llamado Ahrar al-Sham, Nour al-Dine Zinki, el Frente al-Shamia, la División 16 y Jaish al-Fatah.

Estas bandas tienen “total libertad” para cometer con impunidad crímenes de guerra y otras violaciones del derecho internacional humanitario, denuncia el director del Programa Regional para Oriente Medio y el Norte de África de Amnistía Internacional, Philip Luther.

A pesar de la evidencia de que están vulnerando “el derecho internacional”, algunos de tales grupos siguen gozando del apoyo de ciertos gobiernos como los de “Catar, Arabia Saudí, Turquía y EE.UU.”, lamenta el texto.

 

“Muchos civiles viven con el temor constante de ser secuestrados si critican la conducta de los grupos armados en el poder o no cumplen las estrictas normas que algunos de estos grupos han impuesto”, ha señalado Luther.

En mayo pasado se informó que a Labib al-Nahhas, responsable de relaciones exteriores del grupo terrorista Ahrar al-Sham, que coopera con el Frente Al-Nusra, se le permitió realizar un viaje a EE.UU. con un pasaporte europeo.

Desde hace más de un lustro Siria vive sumida en un conflicto desencadenado por grupos armados y terroristas que han dejado unos 400.000 muertos, según estima el enviado especial de las Naciones Unidas para Siria, Staffan de Mistura.

mjs/anz/rba

Comentarios