• El presidente sirio, Bashar al-Asad, en una cena de Iftar (ruptura del ayuno) con los soldados del Ejército de Siria, 26 de junio de 2016.  
Publicada: lunes, 27 de junio de 2016 2:25
Actualizada: sábado, 4 de marzo de 2017 4:40

El presidente sirio, Bashar al-Asad, participó en la cena del Iftar (ruptura del ayuno) junto con los soldados en la primera línea de batalla contra las terroristas.

El Iftar se refiere a la comida con la que los musulmanes rompen el ayuno diario durante el mes de Ramadán (el noveno mes del calendario islámico de la hégira lunar).

La ceremonia tuvo lugar el domingo por la noche en el aeropuerto de Marj al-Sultan, cercana a Guta, una región de la campiña de Damasco, la capital de siria.

Para mi esta comida ha sido la más deliciosa que he comido en toda mi vida", según declaró el presidente sirio Bashar Al-Asad.

"Para mi esta comida ha sido la más deliciosa que he comido en toda mi vida", declaró Al-Asad, después de realizar una visita a puntos militares del Ejército, liberados de las manos de terroristas takfiríes.

El presidente sirio, Bashar al-Asad, se reúne con los soldados del Ejército de Siria, 26 de junio de 2016.

 

Esta cena se produjo en la misma jornada que las fuerzas sirias, apoyadas por combatientes populares, lograron expulsar al grupo terrorista EIIL (Daesh, en árabe) del pueblo de Ramlia, cerca de la estratégica ciudad de Salamiyeh, en la provincia noroccidental de Hama.

Además, las unidades del Ejército abatieron a decenas de terroristas en los territorios ocupados por Daesh en Talat Rasiya al-Hamra, al este de la localidad de Moufaker, cerca de Salamiyeh.

En las últimas semanas dicha zona ha sido escenario de fuertes combates entre las fuerzas gubernamentales y los integrantes del EIIL, que buscan expandir las zonas bajo su control.

 

El Ejército sirio dio inicio hace casi un mes una operación a gran escala para liberar las zonas bajo control de los grupos terroristas, con el apoyo de la aviación rusa, que comenzó el 30 de septiembre una campaña de ataques aéreos contra las posiciones de los grupos terroristas en el país árabe.

Desde su inicio en 2011, la crisis siria —protagonizada por varios grupos terroristas apoyados por ciertos países regionales y occidentales— tal como estima el enviado especial de Naciones Unidas para Siria, Staffan de Mistura, ha dejado más de 400.000 muertos.

myd/rha/hnb

Comentarios