• El presidente sirio, Bashar al-Asad (izda.), y su homólogo ruso, Vladímir Putin.
Publicada: jueves, 5 de mayo de 2016 13:42
Actualizada: jueves, 5 de mayo de 2016 14:34

El presidente sirio, Bashar al-Asad, ha enfatizado que las fuerzas sirias no aceptarán otra cosa que la victoria frente a los terroristas en la ciudad de Alepo.

"Nuestro Ejército y pueblo no aceptarán menos que la derrota de esa agresión y lograr la victoria final que va por el bien de Siria, la región y el mundo", ha afirmado Al-Asad en un mensaje remitido este jueves a su homólogo ruso, Vladimir Putin, con motivo del Día de la Victoria frente al nazismo.

El mandatario sirio al comparar a Alepo con la "heroica Stalingrado", ha subrayado que" pese a la ferocidad de los enemigos y la dureza de la ofensiva, y a pesar de los sacrificios y los dolores" las fuerzas sirias se terminarán imponiendo.

Nuestro Ejército y pueblo no aceptarán menos que la derrota de esa agresión y lograr la victoria final que va por el bien de Siria, la región y el mundo", ha afirmado Bashar Al-Asad, el presidente sirio.

Según la agencia oficial siria de noticias SANA, el presidente ha expresado su gratitud a las nobles posiciones de Rusia y su ayuda al pueblo sirio para hacer frente al terrorismo.

Al-Asad ha indicado que la postura rusa es “una continuación natural de lo que se conoce sobre el pueblo ruso y su pelea en contra de la injusticia y el ataque, y su voto de confianza a las razones justas de los pueblos”.

La ciudad del norte de Siria se beneficia desde medianoche de una tregua de 48 horas después de que en los últimos días los combates entre los grupos terroristas y las fuerzas gubernamentales se intensificaran.

En los días previos a la tregua, el grupo terrorista Frente Al-Nusra (filial siria de Al-Qaeda) y sus aliados han lanzado varios ataques con cohetes contra la ciudad de Alepo, dejando víctimas mortales entre los civiles sirios.

Siria entró en el mes de marzo en el sexto año de un cruento conflicto que, según estima el enviado especial de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) para Siria, Staffan de Mistura, ha dejado más de 400.000 muertos.

mkh/ktg/rba