• Militares de EE.UU.
Publicada: jueves, 28 de abril de 2016 16:16

El Gobierno sirio ha declarado este jueves que la llegado de 150 militares estadounidense a los territorios sirios, bajo el alegato de luchar contra el terrorismo, viola la soberanía del país.

"Damasco condena rotundamente esta agresión flagrante que constituye una grave injerencia y una violación incuestionable de la soberanía de Siria", ha afirmado el Ministerio sirio de Asuntos Exteriores en un comunicado.

La Cartera siria además, ha subrayado que esta medida ilegal ha tenido lugar sin el consentimiento del Ejecutivo de Damasco.

Damasco condena rotundamente esta agresión flagrante que constituye una grave injerencia y una violación incuestionable de la soberanía de Siria", ha afirmado el Ministerio sirio de Asuntos Exteriores en un comunicado.

"Esta intervención contradice las leyes y las convenciones internacionales", ha añadido, y luego instado a la comunidad internacional a adoptar las medidas adecuadas para detener "el movimiento agresivo de EE.UU".

En la misma jornada del jueves, un portavoz de las fuerzas kurdas sirias anunció que al menos 150 soldados estadounidenses llegaron hoy a zonas bajo el control de los kurdos en el norte de Siria.

Los militares de EE.UU. respaldarán a las llamadas Fuerzas Democráticas de Siria, integradas por combatientes kurdos y árabes, que luchan contra el grupo takfirí EIIL (Daesh, en árabe), añadió la fuente.

El pasado lunes, el presidente de EE.UU., Barack Obama, anunció el envío adicional de 250 soldados a Siria para contribuir en labores de "entrenamiento y apoyo", alegando que no participarán en misiones de combate.

La decisión viene en medio de una creciente presión para que Washington se esfuerce más para combatir a Daesh, y pese a las reticencias de Obama de enviar uniformados a Siria.

En noviembre de 2015, el presidente Obama, sin coordinar con el Gobierno de Damasco autorizó el envío a Siria de hasta 50 miembros del cuerpo de las fuerzas especiales de su Ejército, en calidad de asesores, so pretexto de aumentar las capacidades de los llamados “rebeldes moderados”— que luchan para derrocar al presidente sirio, Bashar al-Asad— para combatir a Daesh.

En los últimos meses, el Ejército sirio, apoyado por la aviación militar rusa, ha conseguido arrebatar numerosas localidades a la banda ultrarradical del EIIL, entre las que se destaca la liberación en marzo de la ciudad monumental de Palmira (centro).

mkh/rha/hnb

Comentarios