• Integrantes de un grupo armado sirio se desplegan en Alepo.
Publicada: viernes, 11 de diciembre de 2015 7:35

Las principales facciones políticas y militares opositoras sirias, reunidas en Riad, capital saudí, acordaron negociar con el Gobierno del presidente Bashar al-Asad.

Abdulaziz al-Sager, quien presidió la cumbre de Riad, hizo este anuncio el jueves, además de informar que la oposición política y armada de Siria formará un equipo que se reunirá con representantes de Al-Asad a principios del próximo año.

En un documento aprobado al final de la cita de Riad, los opositores pidieron que las conversaciones tengan lugar bajo la égida de la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

Exigieron asimismo el abandono del poder de Al-Asad al comienzo de un eventual periodo de transición política.

Representantes de grupos militares y políticos opositores al Gobierno de Siria, durante la reunión de Riad (Arabia Saudí), 10 de diciembre de 2015.

 

La cumbre de dos días de Riad es la primera cita que reúne a un centenar de facciones oponentes a Damasco con el fin de unificar sus posturas de cara a eventuales negociaciones para finalizar el conflicto sirio, que estalló en marzo de 2011.

Sin embargo, uno de los más destacados grupos, el extremista Ahrar al-Sham, considerado filial del Frente Al-Nusra (rama siria de Al-Qaeda), anunció su retiro de la reunión.

En un comunicado, esta banda takfirí explicó que su decisión de no participar en el cónclave se debe al “papel fundamental (…) dado a las personalidades vinculadas” al Gobierno de Damasco en la cita.

Entre estas personalidades, Ahrar al-Sham cita a las delegaciones de la oposición interna tolerada por Damasco, como el Comité de Coordinación Nacional para el Cambio Democrático, dirigido por Hasan Abdel Azim.

La banda wahabí, en su nota, deja claro su falta de compromiso con los resultados de la reunión de Riad y, consecuente, rechazo al acuerdo final.

Integrantes del grupo Ahrar al-Sham.

 

La Cancillería de Irán denunció el jueves la presencia de afiliados al grupo terrorista EIIL (Daesh, en árabe) en la cumbre de Riad y enfatizó que este encuentro contradice la declaración final de los diálogos Viena II, celebrados el pasado noviembre en Austria, sobre la crisis de Siria.

Ya son un cuarto de millón de personas, según el opositor Observatorio Sirio para los Derechos Humanos (OSDH), que han perdido la vida desde el inicio de la crisis en Siria, donde varios grupos radicales, con el apoyo de algunos países, entre ellos Arabia SaudíTurquía y Estados Unidos, lanzaron ofensivas para provocar el derrocamiento del Gobierno legítimamente establecido de Damasco.

mjs/ncl/rba

Comentarios