• El ministro de Salud iraní, Bahram Einolahi, y su homóloga nicaragüense, Martha Reyes, en Teherán, 21 de enero de 2023.
Publicada: sábado, 21 de enero de 2023 10:21

Irán y Nicaragua han tomado este sábado medidas para fortalecer sus relaciones en el campo de la salud, pese a las sanciones que enfrentan ambos países.

El ministro de Salud iraní, Bahram Einolahi, y su homóloga nicaragüense, Martha Reyes, han sostenido este sábado en Teherán, capital iraní, una reunión, en la que han decidido formar un grupo de trabajo especial en el campo de la salud y firmar pronto documentos de cooperación en la materia.

El pueblo de nuestro país se siente muy cercano al pueblo de Nicaragua y estos dos países tienen mucho en común, el principal es la historia de revolución contra los poderes arrogantes”, ha manifestado el titular iraní.  

Asimismo, ha agradecido a Nicaragua por apoyar a Irán en su oposición a la acción antiraní en la Comisión de Derechos Humanos y de la Mujer, y ha destacado que Irán también está listo para apoyar a Nicaragua, en particular, ante las acciones ilegales de EE.UU.

De acuerdo con Einolahi, las sanciones —impuestas unilateral e ilegalmente por EE.UU. y sus socios occidentales a ambos países— como una razón del progreso y la autosuficiencia de Irán en el campo de la salud. 

Ha valorado que Nicaragua haya sido el primer país del mundo en tomar la iniciativa en el uso de la vacuna contra el coronavirus COVIRAN Barekat fabricada en Irán y ha propuesto realizar una conferencia anual conjunta entre los académicos de los dos países.

 

A su vez, la ministra de Salud de Nicaragua, al referirse a los esfuerzos de su país por desarrollar un sistema de salud orientado a la familia con cobertura integral y gratuita, ha expresado su esperanza de conocer de cerca los logros de Irán en el campo de la salud.

El punto común de los dos países es que los dos luchamos por la salud de la gente. A pesar de las sanciones, buscamos avances y nuestra prioridad es recuperar derechos en el ámbito de la salud”, ha declarado la titular nicaragüense. 

Reyes ha acogido con beneplácito la oferta de Irán de brindar servicios de educación médica y ha expresado su esperanza de que su país pueda beneficiarse de la experiencia iraní en la formación de especialistas, así como de la pasantía de estudiantes nicaragüenses en Irán.

Teherán y Managua mantienen nexos muy cercanos entre sus Administraciones desde el triunfo de sus revoluciones en 1979. Esto mientras ambos países, conocidos por sus posturas antihegemónicas y antimperialistas, han sido objeto de injerencias y de un régimen duro de sanciones por parte de Estados Unidos, razón por la cual, buscan estrechar aún más sus lazos para neutralizar tales medidas.

ncl/mkh