• Expertos recolectan muestran de un murciélago en un centro de investigación en la región de Zadié en Gabón, 25 de noviembre de 2020. (Foto: AFP)
Publicada: sábado, 24 de septiembre de 2022 2:58

Descubren virus similar al coronavirus en murciélagos, lo que ha despertado preocupaciones entre expertos que dicen podría saltar a humanos y resistir vacunas.

El nuevo virus fue detectado en murciélagos por un equipo dirigido por investigadores de la Escuela de Salud Global Paul G. Allen, de la Universidad Estatal de Washington (WSU), EE.UU.

Según el estudio publicado el jueves en la revista PLoS Pathogens, el equipo descubrió que las proteínas de espiga del virus del murciélago, llamado Khosta-2, pueden infectar células humanas y son resistentes tanto a los anticuerpos monoclonales como al suero de personas vacunadas contra el SARS-CoV-2. El virus Khosta-2 y el SARS-CoV-2 pertenecen a la misma subcategoría de coronavirus conocida como sarbecovirus.

“Nuestra investigación demuestra, además, que los sarbecovirus que circulan en la vida silvestre fuera de Asia, incluso en lugares como el oeste de Rusia donde se encontró el virus Khosta-2, también representan una amenaza para la salud mundial y las campañas de vacunación en curso contra el SARS-CoV-2″, detalló el doctor Michael Letko, autor de la investigación.

El descubrimiento de Khosta-2 destaca la necesidad de desarrollar vacunas universales para proteger contra los sarbecovirus en general, en lugar de solo contra las variantes conocidas del SARS-CoV-2. De hecho, muchas de las vacunas actuales están diseñadas para virus específicos que sabemos que infectan células humanas o aquellos que parecen presentar el mayor riesgo de infectarnos.

 

Si bien se han descubierto cientos de sarbecovirus en los últimos años, predominantemente en murciélagos de Asia, la mayoría no es capaz de infectar células humanas.

Los virus Khosta-1 y Khosta-2 se descubrieron en murciélagos rusos a fines de 2020 e inicialmente parecían que no eran una amenaza para los humanos.

Estos extraños virus se parecían genéticamente a algunos de los otros que se habían descubierto en otras partes del mundo, pero debido a que no se parecían al SARS-CoV-2, nadie pensó que realmente eran algo por lo que emocionarse demasiado. “Pero cuando los miramos más, nos sorprendió mucho descubrir que podían infectar células humanas. Eso cambia un poco nuestra comprensión de estos virus, de dónde vienen y qué regiones son preocupantes”, señaló Letko, agregando que los virólogos estadounidenses que realizaron experimentos con el patógeno temen que sea “completamente resistente” a las vacunas implementadas durante la pandemia.

nkh/ctl/rba