• El pan blanco siempre ha sido considerado un nutriente poco favorable para la salud.
Publicada: domingo, 16 de enero de 2022 6:44

El pan blanco puede ser dañino, e incluso peligroso para el cerebro al punto que puede causar demencia, según una nutricionista rusa.

La nutricionista rusa Elena Solomátina advierte sobre las graves consecuencias del consumo de pan blanco en nuestra salud mental, debido a que este contiene grasas trans.

De acuerdo con la experta, es importante prestar atención a la composición del pan, ya que, en caso de que lleve margarina, sería recomendable elegir otro tipo, como el pan integral. Además, explica, otro factor a tener en cuenta es la cantidad de azúcar que contiene el pan blanco en comparación con el integral, pues aumenta los niveles de glucosa en la sangre.

Cuando hay mucho azúcar en la sangre, flotará allí. La insulina ya no puede arrastrarla hacia las células. En este caso, este azúcar comienza a corroer literalmente las paredes de los vasos sanguíneos”, precisa Solomátina.

En el contexto de niveles altos de colesterol, aparecerán placas ateroscleróticas y la sangre no podrá circular normalmente. Esto conducirá a un aumento de la presión y los vasos dañados no podrán proporcionar oxígeno a la sangre de manera adecuada, por lo que las células cerebrales comenzarán a morir, explica la nutricionista. En general, aconseja optar por el pan integral, que tiene fibra saludable.

Según estudios las personas que tienen una dieta rica en carbohidratos, incluyendo el pan blanco, tienen el doble de probabilidad de sufrir deterioro cognitivo o demencia.

 

Según recoge Eat This, el pan blanco no es del todo malo porque posee algunos nutrientes como hierro, ácido fólico, riboflavina, tiamina, niacina y en algunos casos calcio en bajas proporciones. Por eso, varios nutricionistas coinciden en que, para adquirir estos nutrientes necesarios para el organismo, es recomendable recurrir a otros alimentos saludables.

mep/ctl/mkh