• Un médico atiende a un paciente contagiado con la variante Lambda en la Unidad de Cuidados Intensivos en el Hospital Villa El Salvador en Lima, la capital peruana, en diciembre pasado. (Foto: Reuters)
Publicada: jueves, 5 de agosto de 2021 0:45

Un estudio alerta de que la variante Lambda de la COVID-19 que avanza por toda Sudamérica y el resto del mundo puede ser una amenaza potencial para la raza humana.

En estos momentos de pandemia del coronavirus, causante de la COVID-19, su variante Delta es la protagonista indiscutible. Las autoridades sanitarias de todo el mundo monitorizan con inquietud el avance de esta mutación, que es altamente contagiosa y aporta una alta carga viral incluso a los vacunados con pauta completa. 

Pese a que todos los focos están situados sobre esta mutación un estudio de la Universidad de Tokio apunta a que la variante Lambda puede acabar siendo “una amenaza potencial para la sociedad humana”.

Según Kei Sato, uno de los científicos encargados de este estudio, hay características virológicas en la variante Lambda que explican su avance por toda Sudamérica y otras partes del mundo. 

Esta mutación tiene aumentada la infectividad viral por las mutaciones T76I y L452Q mientras que es más resistente a las vacunas debido a las mutaciones RSYLTPGD246-253N, L452Q y F490S.

Estas cinco mutaciones dentro de la variante Lambda han provocado que las vacunas no puedan frenar del todo su expansión. No obstante, los científicos japoneses aseguran que las vacunas sí son eficaces contra esta cepa. 

 

Todavía no preocupa

Pese a que cada vez se sabe más sobre la variante Lambda del coronavirus la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha expresado en diversas ocasiones que esta cepa de origen peruano no ha llegado a niveles que pueden preocupar. 

Por lo tanto, la OMS tiene clasificada a la variante Lambda como una mutación de interés y no como una mutación que preocupe, como sí lo está la variante Delta. 

“Debido a que la variante Lambda es de interés, se podría considerar que no es una amenaza continúa en comparación con las variantes de preocupación pandémicas”, ha lamentado un Sato que avisa que podría haber “una infección progresiva” a largo plazo. 

krd/mkh