• Uso de lámparas de rayos ultravioletas para desinfectar quirófanos.
Publicada: sábado, 19 de septiembre de 2020 2:21

Entre los diversos estudios que intentan acabar o al menos frenar el avance de la pandemia del nuevo coronavirus, uno plantea el uso de la luz ultravioleta.

Una investigación de la Universidad de Hiroshima (Japón) ha encontrado que la luz ultravioleta C, con una longitud de onda de 222 nanómetros (nm), puede eliminar “eficazmente” el nuevo coronavirus SARS-CoV-2, causante de la COVID-19.

Los estudios previos sobre el uso de este tipo de luz ultravioleta habían evidenciado la potencia para erradicar los coronavirus estacionales, que son estructuralmente similares al SARS-CoV-2, pero no al que produce la COVID-19 en sí.

Según la publicación American Journal of Infection Control, los científicos japoneses han desarrollado un experimento in vitro que ha mostrado que el 99,7 por ciento del cultivo viral del SARS-CoV-2 murió después de una exposición de 30 segundos a una irradiación de luz ultravioleta de 222 nm a 0,1 mW/cm 2.

 

Los expertos afirman que este rayo se “convierte en una alternativa más segura, pero igualmente potente a las lámparas que se utilizan en la desinfección de las instalaciones sanitarias”, debido a que, en esa longitud de onda, no puede penetrar en la capa externa del ojo y de la piel de las personas, por lo que no dañará las células vivas que se encuentran debajo.

ncl/ctl/mkh