• Sistema antiaéreo ruso S-400 Triumf.
Publicada: jueves, 26 de noviembre de 2015 19:21
Actualizada: jueves, 26 de noviembre de 2015 22:10

El sistema antiaéreo S-400 de Rusia ya está en servicio operacional en su base aérea en Siria, ha anunciado este jueves el Ministerio ruso de Defensa.

El portavoz de la Cartera de Defensa, Ígor Konashénkov, ha explicado que el S-400 ha comenzado el servicio operacional en la base aérea Hmeymim, en la provincia de Latakia, sita en el oeste de Siria, bajo la decisión del comandante supremo de las Fuerzas Armadas de Rusia.

Portavoz del Ministerio ruso de Defensa, el general mayor Ígor Konashénkov.

 

Ahora garantizaremos la seguridad de nuestros aviones con las actividades contra los terroristas..., ha aseverado el portavoz de la Cartera de Defensa, Ígor Konashénkov.

De acuerdo con Konashénkov, esa medida garantizará la seguridad necesaria del grupo de aviación de las fuerzas aeroespaciales de Rusia.

Ahora garantizaremos la seguridad de nuestros aviones con las actividades contra los terroristas” del grupo takfirí EIIL (Daesh, en árabe), entre otros, “de manera más sólida”, ha aseverado el funcionario ruso.

Según los informes rusos, el S-400 fue trasladado al territorio sirio por la aviación de transporte militar en el transcurso de 24 horas.

Esto se produjo un día después de que el titular de dicho Ministerio, Serguei Shoigu, anunciara su decisión de reforzar la presencia militar en Siria, en el marco de medidas adoptadas para hacer frente a incidentes similares al derribo de un avión de combate ruso en el país árabe por el Ejército de Turquía.

Esa decisión de Moscú de desplegar los antiaéreos S-400 en el este de Siria, ha preocupado al régimen de Israel, según un experto israelí, que sostiene que el sistema puede detectar y atacar cualquier avión a unos 400 kilómetros de distancia.

El martes, un avión militar ruso tipo Sujoi Su-24 se estrelló en una localidad siria cerca de la frontera con Turquía tras ser alcanzado por un misil lanzado por cazas turcos tipo F-16. Ankara afirmó que el aparato ruso violó su espacio aéreo, una versión desmentida por Moscú.

El avión militar ruso Sujoi Su-24 tras ser atacado por un caza F-16 del Ejército turco, 24 de noviembre de 2015.

 

El aparato ruso participaba en una operación en el marco de la campaña de ataques aéreos contra las posiciones de grupos terroristas que lanzó Rusia a finales de septiembre después de que el presidente sirio, Bashar al-Asad, solicitara a Moscú asistencia militar para combatir a las bandas terroristas.

El Ejército sirio logró rescatar el miércoles a uno de los aviadores del Su-24, que logró escaparse de los grupos terroristas tras saltarse en paracaídas. Las autoridades rusas ya confirmaron la muerte de uno de sus pilotos.

El derribo de la nave rusa ha generado la reacción de un gran número de países que, en su mayoría, se han expresado preocupados por la escalada de tensiones en la región.

El presidente de Rusia, Vladimir Putin, señaló que el incidente “es como si los cómplices del terrorismo nos hubieran apuñalado por la espalda”, y advirtió de las "graves consecuencias" que acarreará en las relaciones entre Rusia y Turquía.

haj/ktg/hnb