• El primer ministro ruso, Dimitri Medvedev.
Publicada: sábado, 3 de octubre de 2015 13:49
Actualizada: sábado, 3 de octubre de 2015 16:15

El primer ministro ruso, Dimitri Medvedev, declara que Moscú, con sus operaciones militares en Siria contra el grupo terrorista EIIL (Daesh, en árabe), salvaguarda a sus propios ciudadanos.

“Nosotros defendemos al pueblo de Rusia de la amenaza del terrorismo, ya que siempre es mejor hacerlo en el extranjero que dentro de tus propias fronteras”, argumenta este sábado Medvedev.

Nosotros defendemos al pueblo de Rusia de la amenaza del terrorismo, ya que siempre es mejor hacerlo en el extranjero que dentro de tus propias fronteras”, argumenta el primer ministro ruso, Dimitri Medvedev.

El titular ruso, tras lamentar la actual situación en Siria, recuerda que el país árabe vivía en paz hasta que en 2011 los grupos armados y los terroristas desataron el caos.

Amén de destacar la experiencia de Moscú en la lucha contra el terrorismo en las últimas dos décadas, Medvedev estima que los ataques aéreos rusos son eficaces, si bien suponen un gasto militar ingente .

"Estos gastos (referidos a los de defensa) están justificados, si se tiene en cuenta el punto en el que se halla ahora nuestro país", argumenta.

Pese a lo dicho, Medvedev explica que la única solución para la crisis siria es la vía política, y por ello insiste en el Gobierno de Damasco y la oposición mantengan diálogos de paz.

Un funcionario ruso ha anunciado este sábado que su país ha efectuado nuevas incursiones aéreas contra las posiciones terroristas en las provincias sirias de Idlib (noroeste) y Hama (centro).

Según la fuente, las ofensivas han sido "concentradas y precisas" y han destruido un centro de combate en la localidad de Al-Latamneh (en HAMA) y alcanzado también posiciones en las áreas de Yisr al-Shughur y Maaret al-Numan (ambas en Idlib).

Rusia lanzó el miércoles su primer ataque aéreo contra posiciones del grupo terrorista EIIL en Siria, horas después de que el Senado del país euroasiático diera luz verde a la intervención de sus Fuerzas Armadas en el extranjero.

La operación militar rusa en Siria, realizada a petición del presidente de ese país, Bashar al-Asad, mantiene en vilo al régimen de Israel y a Estados Unidos porque la presencia rusa dificulta sus objetivos en Siria, que no es precisamente luchar contra Daesh, y por ello insisten en que “Rusia no tendrá éxito”.

Ante las críticas, el presidente del Comité de Asuntos Internacionales de la Duma rusa, Alexei Pushkov, responde que la llamada coalición liderada por Estados Unidos contra Daesh ha sido un total fracaso y es hora de pasar a otra etapa en la lucha contra el grupo extremista.

El presidente del Comité de Asuntos Internacionales de la Duma rusa, Alexei Pushkov.

 

Aunque reconoce que “siempre existe un riesgo de empantanarse", Pushkov ha previsto para las ofensivas del EIIL en Siria una duración de "entre tres y cuatro meses".

kaa/nii/

Comentarios