• El presidente ruso, Vladímir Putin, participa en la ceremonia de la botadura del rompehielos atómico ‘Yakutia’, 22 de noviembre de 2022.
Publicada: martes, 22 de noviembre de 2022 16:37

El presidente ruso, Vladímir Putin, fortalece el ‘poder ártico’ de Rusia con la botadura del rompehielos atómico ‘Yakutia’, el más grande del mundo.

El mandatario ruso ha elogiado el poder de Rusia en el Ártico en una ceremonia del izado de bandera en el rompehielos de propulsión nuclear ‘Ural’ y el lanzamiento del rompehielos nuclear más nuevo y más grande de Rusia ‘Yakutia’ que garantizarán la navegación durante todo el año en el Ártico occidental.

Al presidir, por vídeo desde el Kremlin, la ceremonia en el puerto de San Petersburgo, Putin ha aseverado que tales rompehielos son de importancia estratégica para el país y el desarrollo de la ruta marítima ártica, lo que “permitirá a Rusia desbloquear su potencial de exportación para construir una eficaz ruta logística hacia, entre otros, el sureste de Asia”.

“Ambos rompehielos se establecieron como parte de un gran proyecto en serie y son parte de nuestro trabajo sistemático a gran escala para reequipar y reabastecer la flota nacional de rompehielos, para fortalecer el estatus de Rusia como una gran potencia en el Ártico”, ha dicho.

 

El presidente ruso ha subrayado que “el desarrollo de las regiones septentrionales garantizará el futuro de nuestro país”.

“Incrementaremos el potencial de nuestra flota de rompehielos atómicos”, ha asegurado Putin, a la vez que ha declarado que Rusia está abierta a la cooperación con países que estén dispuestos a trabajar con ella.

El mandatario ruso ha destacado la importancia de cumplir los plazos de botadura, del Ural, en 2024, y del Chukotka, en 2026, y del Rossía, ya en los astilleros del lejano oriente ruso, en 2027.

El rompehielos ‘Yakutia’ de 170 metros de eslora y 57 de manga, está equipado con dos reactores nucleares y un potente escudo para surcar el hielo ártico. Entrará en servicio en 2024.

Rusia es la potencia ártica por excelencia, tanto por su situación geográfica, como por su flota de rompehielos atómicos, los únicos capaces de romper el hielo y surcar los mares septentrionales durante los doce meses del año.

Para mejorar en gran medida las perspectivas comerciales de Rusia, Moscú quiere promover la ruta ártica como alternativa del Canal de Suez, ya que, con la reducción del grosor del hielo, el transporte de mercancías es más rápido, aunque por el momento no menos costoso.

Putin, desde su llegada al poder en 1999, ha fortalecido la presencia de Rusia en el Ártico. Desde 2005, Rusia ha reabierto decenas de bases militares de la era soviética en el Ártico, ha modernizado su Armada y ha desarrollado nuevos misiles hipersónicos diseñados para evadir los sensores y los sistemas de defensas estadounidenses.

Los expertos en el Ártico dicen que Occidente tardaría al menos 10 años en ponerse al día con el Ejército ruso en la región, si así lo decide.

tmv/jay/rba