• El edificio Berlaymont de la Comisión Europea en Bruselas, Bélgica. (Foto: Getty Images)
Publicada: lunes, 20 de junio de 2022 13:35
Actualizada: lunes, 20 de junio de 2022 22:19

La Unión Europea (UE) prorroga un año más las sanciones impuestas a Rusia por la anexión de las regiones de Crimea y Sebastopol al país euroasiático en 2014.

El Consejo [de la Unión Europea] ha decidido hoy extender las sanciones introducidas por la UE en respuesta a la anexión ilegal de Crimea y la ciudad de Sebastopol por parte de la Federación de Rusia, hasta el 23 de junio de 2023”, ha informado tal ente, mediante un comunicado emitido este lunes.

Según la misiva, las sanciones, que fueron impuestas por la primera vez en junio de 2014, incluyen, en particular, la prohibición al bloque comunitario de importar productos originarios de Crimea o Sebastopol, y exportar bienes y tecnología europeos a Crimea o Sebastopol, además de prohibir las inversiones financieras en infraestructuras y servicios turísticos procedentes de esos territorios.

La nota también cita una declaración del jefe de la Diplomacia europea, Josep Borrell, pronunciada el pasado 25 de febrero de 2022, expresando que la UE no reconoce y condena la anexión de la península de Crimea a Rusia y la considera como una “grave violación” del derecho internacional.

Por otro lado, ha censurado la operación militar lanzada por Rusia en Ucrania, instando a Moscú a retirar sus tropas y equipos militares de todo el territorio ucraniano.

 

Las relaciones entre Rusia y Occidente empeoraron a raíz de la anexión de Crimea en marzo de 2014, como resultado de un referéndum en el que más del 96 % de los participantes apoyó la incorporación de la entonces península ucraniana a la Federación de Rusia. Desde entonces, Kiev y sus aliados occidentales, que no reconocieron la anexión y consideran que Crimea es un “territorio ocupado”, han cursado varios paquetes de sanciones contra los rusos.

Las medidas restrictivas fueron impuestas inicialmente por la UE el 31 de julio de 2014, por un período de un año y más tarde se intensificaron en septiembre del mismo año y, desde entonces, se han ido prolongando periódicamente bajo distintos pretextos. Las sanciones afectan más a los sectores de las finanzas, la energía y la defensa, así como en el ámbito de los productos de doble uso, civil y militar.

Por su parte, Moscú ha declarado en repetidas ocasiones que los habitantes de Crimea votaron a favor de la reunificación con Rusia, de manera democrática y en plena conformidad con el derecho internacional y la Carta de las Naciones Unidas. Además, denuncia la imposición de sanciones en su contra y advierte con responder “simétricamente” a la prolongación de las sanciones de la Unión Europea en su contra.

nkh/ctl/rba