• El buque de guerra ucraniano Donbass.
Publicada: viernes, 10 de diciembre de 2021 15:51
Actualizada: viernes, 10 de diciembre de 2021 16:34

Rusia tacha de una “nueva provocación” las acciones de un buque ucraniano en el mar de Azov y advierte a Kiev de posibles “graves consecuencias” de sus actos.

“En mi opinión, esto es obvio. Esta es una nueva provocación. Este no es un incidente único e individual. Es una serie de acciones provocadoras que se están llevando a cabo alrededor de nuestras fronteras”, ha indicado este viernes la portavoz de la Cancillería rusa, María Zajarova.

De este modo, la vocera rusa ha comentado sobre el incidente con el buque de guerra ucraniano ‘Donbass’ que intentó navegar el jueves a través del canal Kerch-Yenikale —una ruta marítima en el estrecho de Kerch que conecta el mar de Azov y el mar Negro— sin presentar solicitudes y haciendo caso omiso de las advertencias de los barcos rusos para cambiar de rumbo.

Por su parte, el portavoz del Kremlin, Dimitri Peskov, ha advertido de posibles consecuencias “graves” ante lo sucedido.

“Lo sucedido muestra otra vez el posible perjuicio y las posibles consecuencias que pueden derivar de estas acciones provocadoras. Cualquier pequeña provocación puede acarrear consecuencias muy graves”, ha subrayado.

 

Según los datos del Servicio Federal de Seguridad de Rusia (FSB, por sus siglas en ruso), un barco de la Guardia Costera de Rusia advirtió al buque ucraniano ‘Donbass’, que había partido del puerto de la ciudad ucraniana de Mariúpol con rumbo al estrecho de Kerch, que debía cumplir con la ley rusa y solicitar permiso para navegar por el canal.

La tripulación del barco ucraniano respondió que no tenía intención alguna de transitar la zona, sin embargo, siguió navegando hacia el estrecho de Kerch y avanzó unas 18 millas náuticas sobre este, mientras ignoraba las órdenes para cambiar de rumbo. Tras varias horas, el jueves por la noche (hora local), el buque de guerra ucraniano cambió de rumbo y se alejó del estrecho.

El incidente se trata de uno de múltiples episodios tensos que viven estos dos países desde el comienzo de la crisis ucraniana en 2014 y la anexión de la estratégica península de Crimea a Rusia, como fruto de un referéndum en el que más del 96 % de sus habitantes votó a favor de adherirse a la Federación Rusa.

tmv/ncl/ftn/rba