• El embajador ruso ante las organizaciones internacionales radicadas en Viena (capital de Austria), Mijaíl Uliánov.
Publicada: martes, 30 de noviembre de 2021 1:47

Rusia califica de exitosa la primera jornada de las conversaciones para eliminar las sanciones antiraníes en Viena, capital de Austria.

En declaraciones a la prensa, el embajador de Rusia ante las organizaciones internacionales radicadas en Viena (capital de Austria), Mijaíl Uliánov, destacó el buen transcurso de las conversaciones encaminadas a levantar las sanciones antiraníes en el marco de la reactivación del acuerdo nuclear con el país persa.

“Es un buen comienzo, ya veremos lo que nos espera”, dijo Uliánov en declaraciones a la agencia rusa de noticias TASS.

Asimismo, destacó la determinación de la parte iraní para lograr el levantamiento de las sanciones impuestas desde el inicio de la política de máxima presión por parte del expresidente estadounidense Donald Trump y algunas relacionadas con la era de Barack Obama. Y, en este sentido, argumentó que Moscú considera racional esta demanda de Irán.

“Los iraníes, cuyo tema principal en las conversaciones de Viena es el levantamiento de las sanciones de Estados Unidos, han acordado que, en paralelo, el trabajo en los diálogos se base en los parámetros básicos del acuerdo nuclear de 2015”, precisó.

A su juicio, el punto más importante del primer día de las conversaciones fue que se decidió reanudar los diálogos desde el momento de su suspensión, o sea el 20 de junio.

En este contexto, Uliánov no descartó la posibilidad de otra reunión sobre el acuerdo nuclear, de nombre oficial Plan Integral de Acción Conjunta (PIAC o JCPOA, por sus siglas en inglés), a finales de esta semana en Viena.

Con respecto a un eventual encuentro entre la parte iraní y la estadounidense, afirmó que Irán aún no está listo para conversaciones directas con Estados Unidos en el marco de los diálogos de reactivación del PIAC y agregó que tal proceso no será fácil, ya que existen serias diferencias entre Irán y los países occidentales.

China: la prioridad en Viena es levantar las sanciones antiraníes

Por su parte, Wang Qun, el principal jefe negociador chino en las conversaciones de Viena, declaró después de la reunión de hoy, la prioridad es levantar las sanciones contra Irán.

La delegación iraní fue pragmática en las conversaciones y “se están enfocando en levantar las sanciones como una prioridad, pero al mismo tiempo entienden que se deben discutir otros temas relacionados. No obstante, todos estamos de acuerdo en que la prioridad es levantar las sanciones, y tenemos que abordar eso primero”, matizó el diplomático chino.

 

Irán y el G4+1 reanudaron este lunes sus conversaciones en Viena con la mirada puesta en el levantamiento de las sanciones contra el país persa.

Tras una pausa de cinco meses por las elecciones presidenciales en el país persa y el consecuente proceso de transición, Irán y el G4+1 —Rusia, China, Francia, el Reino Unido y Alemania— iniciaron el lunes en Viena (Austria) su séptima ronda de conversaciones, en la que Teherán persigue la eliminación total de las sanciones estadounidenses en su contra, lo que permitiría la revitalización del acuerdo nuclear, de nombre oficial Plan Integral de Acción Conjunta (PIAC o JCPOA, por sus siglas en inglés).

Esta ronda de conversaciones está copresidida por el vicecanciller iraní para Asuntos Exteriores, Ali Baqeri Kani, y el vicesecretario general del Servicio de Acción Exterior de la Unión Europa (UE), Enrique Mora, y cuenta con la presencia de las delegaciones de los otros países firmantes del pacto nuclear de 2015.

Con el objetivo de concentrarse seriamente en el tema de la eliminación de sanciones contra la nación iraní, la delegación que acompaña a Baqeri está formada por un grupo de varios viceministros económicos, jurídicos, así como altos cargos del Banco Central.

En un artículo publicado el domingo en el diario británico Financial Times, Baqeri Kani consideró lograr la eliminación total, garantizada y verificable de los embargos que se han impuesto al pueblo iraní como la primera meta de la delegación persa en Viena.

mep/ctl/hnb