• El vicepresidente del Consejo de Seguridad de Rusia, Dmitri Medvedev, en una reunión virtual en Moscú, capital rusa, 10 de diciembre de 2020. (Foto: Tass)
Publicada: domingo, 17 de enero de 2021 8:46

Rusia no vislumbra una mejora en los lazos con la nueva Administración de EE.UU., sobre todo por la retórica ‘agresiva’ de Joe Biden hacia el país euroasiático.

“[El presidente electo de Estados Unidos, Joe] Biden aún no ha dicho nada positivo sobre Rusia. Al contrario, su retórica siempre ha sido hostil, dura, e incluso agresiva”, lamentó el también vicepresidente del Consejo de Seguridad del país euroasiático mediante un comunicado emitido el sábado por la agencia rusa de noticias Itar Tass.

Anteriormente, Biden había considerado a Rusia como un reto clave de cara al futuro. “Hablamos de los diferentes desafíos estratégicos que tendremos tanto de Rusia como de China y las reformas que debemos hacer para ponernos en la posición más fuerte posible para afrontarlos. Eso incluye modernizar nuestras prioridades de defensa para disuadir mejor la agresión en el futuro”, indicó el líder demócrata durante una conferencia de prensa el pasado 28 de noviembre.

Conforme a las declaraciones del premier ruso, Moscú ve muy probable que “Estados Unidos persiga sistemáticamente una política antirrusa”. A este respecto, Medvedev señaló que “la trayectoria de las relaciones entre Washington y Moscú ha ido cuesta abajo, sin importar quién estaba al mando en la Casa Blanca”.

 

El funcionario ruso aseguró que su país difícilmente puede esperar pasos recíprocos de la nueva Administración estadounidense y ve posible que los lazos ruso-estadounidenses “se mantengan extremadamente fríos en los próximos años”.

El foco de tensión más reciente es el ciberataque masivo a instancias gubernamentales de EE.UU., el cual ha sido vinculado a hackers que operan para el Gobierno ruso.

Ante tal situación, Biden sopesó varias opciones, desde nuevas sanciones financieras como ciberataques a la infraestructura rusa, para “castigar” a Moscú por su presunto papel en la piratería sin precedentes de las agencias y empresas del Gobierno de EE.UU.

Rusia ha rechazado rotundamente cualquier implicación en el mencionado robo informático y señala que Estados Unidos no debería culpar a los rusos “tan infundadamente” porque, desde hace meses, viene sufriendo una serie de ataques cibernéticos sin poder resolverlos.

mrp/ctl/mjs