• Un misil Trident II D5 lanzado desde el submarino de misiles balísticos de clase Ohio Nebraska frente a la costa de California.
Publicada: sábado, 4 de julio de 2020 18:31
Actualizada: domingo, 5 de julio de 2020 1:52

La Cancillería rusa asegura que Estados Unidos “está tratando de desviar la atención del (TPCEN)” y así prepara abandonar el plazo legal de pruebas nucleares.

Al negarse a ratificar el tratado, la parte estadounidense lo puso al borde del colapso total. La impresión es que Washington está preparando a la comunidad mundial para abandonar la moratoria voluntaria de las pruebas nucleares, aún vigente en EE.UU., y, como resultado, destruir el tratado totalmente”, ha indicado la Cancillería rusa, mediante un comunicado emitido este sábado.

El Ministerio de Asuntos Exteriores de Rusia, asimismo, ha recordado que el país europeo firmó el Tratado de Prohibición Completa de los Ensayos Nucleares (TPCEN), en 1996, hace unos 20 años, y subrayado que “lo está implementando con éxito”, al revés que Washington.

También ha confirmado que Moscú “continúa adhiriéndose al plazo legal” determinado en el acuerdo para las pruebas nucleares, así como al “cumplimiento de las disposiciones del tratado con respecto a la prohibición de las pruebas, a pesar de que el tratado no ha entrado en vigor”.

 

El documento se ha referido también a las declaraciones estadounidenses, en las que alegaron que Moscú “presuntamente violó la moratoria de las pruebas nucleares” realizando experimentos nucleares, para luego criticar que dichas acusaciones infundadas “no están respaldadas por ninguna evidencia”.

Rusia ha emitido dicho documento en reacción a las “falsificaciones” obvias en el informe anual del Departamento de Estado de EE.UU. al Congreso del país norteamericano, sobre el cumplimiento de los tratados y acuerdos internacionales en el campo del control de armas, el desarme y la no proliferación.

La semana pasada, la Cancillería rusa con ocasión del 20.º aniversario de la ratificación del mencionado tratado por Moscú, acusó a la Casa Blanca de preparar el terreno para una posible reanudación de los ensayos nucleares.

Rusia pronunció dichas afirmaciones, dos meses después de que el diario estadounidense Washington Post informara que Washington sopesa la idea de realizar la primera prueba nuclear del país en casi 30 años.

nsr/rha/mkh/hnb