• El secretario del Consejo de Seguridad ruso, Nikolái Pátrushev, en una reunión en Moscú, capital rusa, 26 de octubre de 2019. (Foto: AFP)
Publicada: viernes, 7 de febrero de 2020 17:39
Actualizada: viernes, 7 de febrero de 2020 19:31

Las amenazas de EE.UU. contra Rusia sobre Venezuela tienen como objetivo alentar a los golpistas en el país sudamericano, dice un alto cargo ruso.

Las declaraciones de EE.UU. no son nada más que un intento de alentar a las fuerzas antigubernamentales en el contexto de una baja popularidad de su líder y el fortalecimiento de las posiciones de las autoridades legítimas”, ha aseverado este viernes el secretario del Consejo de Seguridad ruso, Nikolai Pátrushev, ante la prensa.

De este modo, ha reaccionado a las amenazas del enviado de Estados Unidos para Venezuela, Elliott Abrams, quien advirtió el jueves a Rusia de que su apoyo firme al presidente venezolano, Nicolás Maduro, “tiene consecuencias”.

En otra parte de sus declaraciones, ha hecho alusión a la reunión que mantuvo el jueves el opositor venezolano Juan Guaidó con el secretario de Estado de EE.UU., Mike Pompeo, en Washington (capital estadounidense), donde acordaron “redoblar los esfuerzos” para sacar del poder a Maduro.

Dirigiéndose a Guaidó y Pompeo, Pátrushev ha considerado “inaceptable” alcanzar su objetivo en Venezuela “a través de la fuerza, el engaño y sin contar con la voluntad del pueblo”.

 

Según el funcionario de alto rango ruso, los llamados abiertos al derrocamiento de autoridades legítimas en aquellos países que siguen un curso incómodo para los estadounidenses “se han convertido en un rasgo característico de la política exterior de Estados Unidos”.

Ha recordado a EE.UU. que ha pasado un año desde que intentó lanzar una “revolución de color” contra el presidente Maduro mientras que “nadie eligió al jefe del movimiento de protesta Juan Guaidó”.

“Como lo han demostrado los acontecimientos del año pasado, el pueblo venezolano está a favor del presidente legítimo”, ha resumido el secretario del Consejo de Seguridad ruso.

La crisis política en Venezuela se intensificó desde que, en enero del año pasado, Guaidó se declaró ilegalmente “presidente encargado” del país, con el apoyo de EE.UU., rechazando así el resultado de las elecciones de mayo de 2018, que dio la victoria a Maduro. En 2019, Guaidó también protagonizó un fallido golpe de Estado contra el Gobierno legítimo de Maduro.

El jueves, el ministro de Asuntos Exteriores ruso, Serguéi Lavrov, denunció que EE.UU. genera “provocaciones” en Venezuela, al tiempo que aseguró que “no hay opciones al cambio de régimen” en el país bolivariano. Estas aseveraciones se producen dos días después de que el presidente de EE.UU., Donald Trump, expresara pleno apoyo a Guiadó y prometió “aplastar” al presidente chavista. 

tmv/lvs/mjs/mrg