• El canciller ruso, Serguéi Lavrov, recibe al enviado especial de la ONU para Siria, Geir Pedersen, en Moscú, 24 de enero de 2020. (Foto: AFP)
Publicada: viernes, 24 de enero de 2020 19:13

El canciller ruso anuncia que el Ejército de Siria recuperó el control de una parte considerable de la frontera con Turquía e Irak de manos de los terroristas.

El territorio controlado por los terroristas sigue reduciéndose, el Gobierno sirio recuperó el control de una gran parte de la frontera con Turquía e Irak”, ha dicho este viernes el ministro de Asuntos Exteriores ruso, Serguéi Lavrov, al reunirse con el enviado especial de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) para Siria, Geir Pedersen.

En el encuentro, el titular ruso ha subrayado que las fuerzas sirias seguirán firmes en su lucha contra el terrorismo para lograr una victoria definitiva contra los pocos remanentes radicales del grupo terrorista EIIL (Daesh, en árabe) que siguen permaneciendo en las regiones del noroeste y este de Siria, incluido Idlib.

Lavrov también ha propuesto al enviado de la ONU abordar en Ginebra (Suiza), donde funciona un grupo de trabajo sobre asuntos humanitarios, el problema de entrega de la ayuda humanitaria en Siria.

“Los terroristas impiden la entrega de la ayuda humanitaria, se quedan con lo que se logra enviar a las regiones sirias, es un problema que requiere de un debate en el grupo de trabajo sobre asuntos humanitarios que opera en Ginebra”, ha señalado el jefe de la Diplomacia rusa.

 

En este sentido, Lavrov ha urgido en la necesidad de acelerar al máximo las entregas de la ayuda humanitaria en aquellos territorios controlados por las fuerzas sirias liberados de las manos de los terroristas con objetivo de facilitar las condiciones para el retorno de los refugiados.

Para tal movilización, el ministro ha instado a que se realice por los canales de la comunidad internacional y con el papel del coordinador de las Naciones Unidas, ya que, según él, “el sesgo obvio” y “el doble rasero” con el que actuarían algunos donantes occidentales “de no querer enviar ayuda a los territorios controlados por el Gobierno del presidente Bashar al-Asad, sino que lo harían a territorios controlados por la oposición, incluido uno muy, muy radical”.

En otra parte de su encuentro, Lavrov también ha restado importancia a los pocos avances que se ha logrado en el recién constituido Comité Constitucional de Siria, a finales de octubre para sentar a los representantes de las partes beligerantes con objetivo de acercar posturas y poner fin a sus disputas desde hace 9 años.

“No hay que dramatizar el hecho de que a dos meses de la creación del Comité Constitucional no se lograran resultados grandiosos. Eso no se pensaba lograr”, ha acotado el alto responsable de la Cancillería rusa.

Por su parte, Pedersen también ha enfatizado en la necesidad de que se creen las condiciones para que puedan regresar a sus hogares los sirios que han tenido que abandonar sus ciudades, ahora liberadas.

“Más del 50 % de la población siria ha abandonado sus hogares. Queremos crear condiciones para que puedan regresar a casa”, ha sostenido el enviado de la ONU para luego indicar que es necesario continuar trabajando en un acuerdo político para estabilizar la situación en las regiones todavía bajo conflicto, como es el caso de Idlib.

krd/lvs/mrp/mjs

Comentarios