• El portavoz de la Presidencia rusa, Dmitri Peskov, en Moscú, la capital.
Publicada: jueves, 12 de diciembre de 2019 14:57
Actualizada: jueves, 12 de diciembre de 2019 17:21

En una medida recíproca, el Gobierno de Rusia ha anunciado la expulsión de dos funcionarios de la embajada alemana en Moscú, la capital rusa.

“Conforme con el principio de reciprocidad y el artículo 9 de la Convención de Viena sobre Relaciones Diplomáticas de 1961, la parte rusa decidió declarar personas no gratas a dos empleados de la Embajada de Alemania en Rusia”, ha señalado el Ministerio de Asuntos Exteriores ruso a través de una nota entregada este jueves al embajador de Alemania en Rusia, Andreas von Geyr.

El comunicado ha agregado que los dos funcionarios alemanes tienen siete días para abandonar el territorio ruso. De este modo, Moscú responde a la decisión tomada el 4 de diciembre por Alemania de expulsar a dos diplomáticos de la embajada rusa en Berlín, la capital alemana.

La medida adoptada por Alemania, según sus autoridades, se tomó debido a que Rusia no había colaborado suficientemente en la investigación abierta sobre el asesinato de un ciudadano georgiano en el centro de Berlín.

 

En relación al asesinato del sujeto llamado Tornike K, el presidente ruso, Vladímir Putin, expresó el martes que este hombre fue uno de los organizadores de unos atentados que tuvieron lugar en el metro de Moscú, donde murieron 98 personas, que buscó posteriormente refugio en Europa.

El portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, por su parte, ha declarado esta misma jornada de jueves que la expulsión de los diplomáticos alemanes fue una medida inevitable en respuesta a la expulsión de los funcionarios rusos en Berlín.

Dicho esto, Peskov ha resaltado que los rusos esperan que esta decisión no se convierta en un “factor negativo para el mayor desarrollo y expansión” de las relaciones constructivas con Alemania.

Refiriéndose a las declaraciones del mandatario ruso, Peskov ha subrayado que “todavía hay muchas personas implicadas en los ataques terroristas mencionados (...). Muchas de esas personas aún se esconden en Europa”.

LEER MÁS: “Terroristas, y no refugiados, son grave amenaza para Europa”

En respuesta a las acusaciones del Gobierno alemán sobre posibles vínculos entre el asesinato del ciudadano georgiano y Rusia, el país euroasiático ha dejado claro en varias ocasiones que no existen pruebas de la supuesta implicación de las estructuras estatales de su país en el asesinato y ha llamado a no politizar el caso que aún está en fase de investigación.

LEER MÁS: Alemania: Excluir políticamente a Rusia sería un grave error

nlr/krd/mrp/rba