• La portavoz de la Cancillería rusa, María Zajárova.
Publicada: jueves, 12 de septiembre de 2019 17:39
Actualizada: viernes, 13 de septiembre de 2019 2:12

Rusia aclara a Estados Unidos que sus amenazas de posibles sanciones o castigos para detener su cooperación con Venezuela, no le asustan.

“Nos gustaría pedir una vez más a los representantes oficiales de la Administración estadounidense que, no traten de asustarnos con nuevas sanciones como forma de castigo para los operadores económicos rusos por la cooperación con Venezuela”, ha indicado este jueves la portavoz de la Cancillería rusa, María Zajárova, durante una rueda de prensa.

La diplomática rusa ha catalogado como “absolutamente ilegítimas” las restricciones con las que Washington amenaza de forma permanente y ha destacado que estas son un “instrumento de competencia desleal” para “conseguir ventajas unilaterales”.

Zajárova ha denunciado que las “sofocantes” sanciones de Washington impuestas a Caracas, ante todo, afectan “la vida de los venezolanos de a pie”.

LEER MÁS: ‘Bloqueo de EEUU exacerbará la crisis humanitaria en Venezuela’

Según la vocera, los intentos de “una rápida remoción del Gobierno legítimo del presidente Nicolás Maduro” resultaron infructuosos debido al apoyo brindado por el pueblo venezolano al liderazgo del país a pesar de los problemas económicos que éste sufre.

Nos gustaría pedir una vez más a los representantes oficiales de la Administración estadounidense que, no traten de asustarnos con nuevas sanciones como forma de castigo para los operadores económicos rusos por la cooperación con Venezuela”, ha indicado la portavoz de la Cancillería rusa, María Zajárova.

 

En otra parte de sus declaraciones, la funcionaria ha señalado que “la combinación de agresión económica y constante amenaza del uso de la fuerza” contra Venezuela, es “una imposición inaceptable de la ley de la fuerza en detrimento del derecho internacional y la Carta de las Naciones Unidas”.

Las declaraciones de la portavoz se producen después de que el enviado especial de EE.UU. para Venezuela, Elliott Abrams, no descartara el martes que el Gobierno de su país imponga sanciones a la compañía rusa Rosneft por operar con petróleo venezolano.

Washington ha aumentado sus presiones sobre el Gobierno legítimo de Maduro, mientras que Rusia, por su parte, que se opone a las posturas de la Casa Blanca en contra de Caracas, ha rechazado en reiteradas ocasiones la demanda del país norteamericano de que deje de comerciar con la República Bolivariana y considera que dicha exigencia contraviene el derecho internacional.

EE.UU. busca la salida de compañías petroleras de otros países de Venezuela, mientras permite a sus propias empresas realizar operaciones en la nación suramericana que posee inmensas reservas de petróleo.

LEER MÁS: Maduro: EEUU busca apoderarse del petróleo venezolano

Por eso, a finales de julio la Administración estadounidense autorizó a la petrolera Chevron y a otras empresas como Halliburton, Schlumberger, Baker Hughes, Weatherford International, seguir realizando operaciones con Venezuela.

El Gobierno venezolano ha aseverado en reiteradas ocasiones que el petróleo es la razón principal que motiva las constantes presiones de Washington contra Caracas.

LEER MÁS: Arreaza: El único objetivo de EEUU es quedarse con crudo venezolano

tmv/lvs/rba

Comentarios