• Exguardia noruego Frode Berg, acusado de espionaje, comparece ante el Tribunal Municipal de Moscú, capital de Rusia, 16 de abril de 2019. (Foto: AFP)
Publicada: martes, 16 de abril de 2019 14:29
Actualizada: martes, 16 de abril de 2019 17:18

La Justicia de Rusia ha condenado a 14 años de cárcel a un exguardia noruego acusado de haber espiado submarinos nucleares rusos.

Frode Berg, de 63 años, quien durante años trabajó como guardia en un paso fronterizo entre Rusia y Noruega, ha sido juzgado este martes, a puerta cerrada, en el Tribunal Municipal de Moscú, la capital rusa.

Según las investigaciones rusas, Berg recopiló información vital acerca de los submarinos nucleares de la Armada de Rusia para el servicio de inteligencia de Noruega, cuando trabajaba en las fronteras entre los dos países.

El propio acusado ha confesado que hizo de correo para la Inteligencia militar de su país, pero ha alegado que no era consciente de la operación de la que supuestamente formaba parte.

Berg fue detenido en diciembre de 2017 durante un operativo del Servicio Federal de Seguridad (FSB, por sus siglas en ruso) mientras recibía información secreta de un ciudadano ruso que trabajaba en una empresa de defensa.

Debemos esperar a los procedimientos judiciales (...) Miraremos lo que podemos hacer en función de la decisión”, indicó el presidente de Rusia, Vladimir Putin, sobre la posibilidad de indultar al acusado noruego Frode Berg.

 

La semana pasada, el presidente de Rusia, Vladimir Putin, no descartó la posibilidad de indultar al imputado en el marco de un canje de presos. “Debemos esperar a los procedimientos judiciales (...) Miraremos lo que podemos hacer en función de la decisión”, indicó Putin, tras hablar sobre el tema con la primera ministra noruega, Erna Solberg.

Aunque el Ejército de Noruega —país cofundador de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN)— no se ha pronunciado claramente sobre el asunto, su Ministerio de Asuntos Exteriores sí ha afirmado estar prestando a Berg los servicios consulares que precisa.

La sentencia de Berg tiene lugar en momentos en los que las tensiones entre los países occidentales y Rusia han aumentado de manera significativa, hasta el punto de producirse intercambios de amenazas con actos bélicos y hasta ataques nucleares.

Los países miembros de la OTAN realizaron en octubre de 2018 las mayores maniobras militares desde el fin de la Guerra Fría, cerca de las fronteras de Rusia, so pretexto de prepararse ante la supuesta amenaza que supone Moscú.

myd/anz/tmv/rba

Comentarios