• Un bombardero nuclear estadounidense Boeing B-52 Stratofortress.
Publicada: lunes, 25 de marzo de 2019 16:18
Actualizada: lunes, 25 de marzo de 2019 23:15

Las Fuerzas Aeroespaciales de Rusia, en el curso de un día, han interceptado en dos ocasiones a bombarderos nucleares de EE.UU. sobre el mar Báltico.

Según informó el domingo la agencia rusa Itar TASS, en al menos dos ocasiones la Aviación rusa interceptó a bombarderos nucleares estratégicos Boeing B-52 Stratofortress sobre las aguas internacionales del mar Báltico.

La Defensa de Rusia asegura que los aviones estadounidenses se encontraban en zonas muy cercanas al espacio aéreo ruso y que estaban a punto de violar el territorio de Rusia, por lo que las Fuerzas Aeroespaciales desplegaron en dos ocasiones cazas interceptores para escoltar las aeronaves de EE.UU. lejos del espacio aéreo ruso.

“Dos aeronaves militares estadounidenses fueron detectadas por las Fuerzas Aeroespaciales rusas cerca del espacio aéreo de Rusia y fueron escoltadas” hacia las aguas internacionales del mar Báltico, se lee en el comunicado citado por dicha agencia rusa, sobre uno de los incidentes en los que las fuerzas interceptaron las aeronaves de EE.UU.

Más concretamente, asegura Itar TASS, cazabombarderos Sujoi Su-27 interceptaron a los B-52 Stratofortress estadounidenses mientras que el Ministerio de Defensa de Rusia afirma que en el curso de 10 días EE.UU. ha realizado siete vuelos sobre el mar Báltico, la mayoría de estos vuelos siendo cerca del espacio aéreo ruso.

Dos aeronaves militares estadounidenses fueron detectadas por las Fuerzas Aeroespaciales rusas cerca del espacio aéreo de Rusia y fueron escoltadas” hacia las aguas internacionales del mar Báltico, se lee en el comunicado difundido por el Ministerio de Defensa ruso.

 

Seis bombarderos nucleares B-52 llegaron al este de Europa la semana pasada en lo que se interpreta como un mensaje de advertencia de Estados Unidos a Moscú a raíz del aniversario de la reunificación de la península de Crimea con Rusia, que tuvo lugar en marzo de 2014.

So pretexto de hacer frente a una supuesta “amenaza rusa”, Estados Unidos ha desplegado fuerzas militares en varias zonas de Europa, incluida la base rumana de Deveselu —a unos 600 kilómetros al oeste de la península rusa de Crimea— que alberga un contingente de fuerzas y armas antimisiles como el poderoso Aegis Ashore.

El Gobierno de Rusia ha alertado repetidamente de las consecuencias de la progresiva expansión militar de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) en Europa del Este, cerca de sus fronteras, subrayando que esta tendencia amenaza su seguridad, por lo que no quedará sin respuesta.

hgn/ktg/alg

Comentarios